Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Volver a lo básico

Aquello de que todo pasado es prólogo, aunque no mejor necesariamente, es goma de mascar para los que nacimos poco después de la Segunda Guerra Mundial, entre mediados de los 40 y los 60, que en inglés llaman ‘baby boomer’, título que por desgracia recae también en Donald Trump, el presidente 45 de USA y más antipático de su historia, y quien vomita hiel por su boca de pez chopa.

Esta generación se crió con cosas naturales y esenciales, que ahora han renacido por culpa de María, que ha dejado un huracán de carestía de elementos básicos en esta era de consumismo desmedido y de placeres, a veces, innecesarios. 

Acabo de leer en El Nuevo Día que tablas de lavar ropa, antenas análogas de TV y estufas de gas valen oro, cuando estaban en desuso hacía décadas; pero la gente se las ingenia para imitarlas y lo que es mejor aún: agua al tiempo para beber por falta de hielo, velas por linternas, ya que las pilas escasean; pan solo, sustituyendo la saliva la mantequilla; café instantáneo frío y sin azúcar; en fin, el ingenio obliga a reemplazar lo moderno, y seguramente por lo que resta del año e inicios del próximo.

Asimismo, hacer filas largas y tediosas no estaba en la contemporaneidad, y menos en las sucursales bancarias; ni tampoco buscar señales telefónicas para móviles a la vera de las autopistas; o sea, que es peor el sufrimiento para las Generaciones X, que no logra desprenderse de las culturas organizacionales; la Y o Millennials, que no conciben la realidad sin tecnología; y la Z, esta última para los que vieron la luz primera en 1995 o más tarde, que gustan de ser nativos digitales y no pueden subsistir sin Google o cualquier entorno virtual.

Los abuelos y padres, pues, tenemos el deber y la responsabilidad de enseñarles ahora a los Y y Z que el ABC de lo elemental y primordial no hiere, y menos mata; y que a falta de pasta dentrifica un cepillo con jabón sabe amargo, pero limpia dentaduras; y lo mejor de todo: el sacrificio no significa martirio o inmolación, sino necesidad perentoria y punto. 

Otras columnas de Chu García

lunes, 18 de diciembre de 2017

¿Team Rubio, hermanos Ortiz o Álex Cora?

El año pasado no había que pensar 30 segundos para escoger a Mónica Puig como Deportista Del Año de Puerto Rico, avalada por su medalla de oro en la Olimpiada de Río, hazaña que parece irrepetible para cualquier tenista de aquí en Juegos Olímpicos futuros.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Triple sede para Mundial de FIBA en 2023

No solo FIBA está de plácemes con sus ventanas clasificatorias para el Mundial de China en 2019, con la participación de 72 países en su primera fase y un total de más de 300 mil espectadores en sus cuatro continentes en liza, sino que ya concedió la triple sede a Filipinas, Japón e Indonesia para Mundobasket de 2023, ocupantes de los puestos 31, 52 y 108 respectivamente en su ranking.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Rigo no pudo subir la Loma de Chenko

Nació en Santiago de Cuba, a los pies de la rebelde Sierra Maestra, pero el sábado pasado se encontró con una loma más alta y tortuosa que el Pico Turquino cubano, y Guillermo Rigondeaux fue vencido por primera vez desde 2003, cuando era amateur, de la forma más bochornosa: se quedó sin contestar la campana del séptimo asalto, aduciendo una fractura en el palmar de su mano izquierda desde el segundo, lo que de primera instancia parecía más una excusa al no hallar una forma efectiva de repeler el ataque y mayor fortaleza física del monarca júnior ligero de la OMB, que expuso la faja con éxito por cuarta ocasión.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Rigondeaux: noquea o pierde por puntos

No creo que vaya a ser una pelea preñada de intercambios de golpes, no solamente porque ambos son zurdos, lo que complica los ataques netos, sino que florecerán los envíos fallidos debido a que son maestros del resguardo, con plasticidad en sus piernas y reflejos agudos, y jamás dan señales de cansancio porque entrenan como candidatos de astronautas en la NASA.

💬Ver 0 comentarios