Jorge Colberg Toro

Punto de vista

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

Wanda Vázquez con las cartas en la mano

Analizar los números de La Encuesta de El Nuevo Día sobre las candidaturas en el Partido Nuevo Progresista (PNP) sin poner en perspectiva el verdadero escenario, es mirar al árbol y perder el bosque.

Por eso, vaticinar que Pedro Pierluisi será el candidato del PNP a la gobernación es un ejercicio relativamente fácil; ahora bien, descifrar cómo el PNP puede ganar las elecciones, es otra cosa.

Contrario a lo que todos piensan —a mi juicio— la figura clave dentro de las posibilidades de triunfo de la colectividad novoprogresista, no es la del ex comisionado residente de Puerto Rico en Washington, Pedro Pierluisi, ni los presidentes de los cuerpos legislativos o la actual comisionada residente, Jenniffer González.

Se trata de la actual gobernadora, Wanda Vázquez Garced, cuyo desempeño mantiene niveles de aprobación muy satisfactorios; y cuya figura ha logrado trascender diferencias ideológicas brindándole al país un necesario nivel de estabilidad que ha permeado en sus primeros tres meses de gobierno.

Wanda Vázquez Garced ha asumido una responsabilidad enorme en un momento en que se requería temple y liderato; Y hasta ahora, la mandataria ha cumplido sus obligaciones con altos honores.

Más aun, el poder de influencia de Vázquez Garced dentro del propio PNP va más allá de su rol como primer ejecutiva. Y esto es así porque, después de todo, se trata de la persona que, irónicamente, salvó al gobierno estadista de un intento de golpe de su propio partido.

Esa realidad innegable, es la que nos presenta un inverosímil escenario en el cual Pedro Pierluisi podrá tener las simpatías políticas, pero Wanda Vázquez Garced es la que tiene la autoridad moral de este gobierno.

Entonces, como ella ha expresado que no buscará un cargo electivo, Pierluisi acelerará el lanzamiento de su candidatura, como una táctica de ocupar el campo rápidamente, ante el hecho de que Jenniffer González optó por resguardarse bajo techo ante la inminente tormenta que se avecina.

Si bien nadie puede cuestionar las credenciales profesionales de Pedro Pierluisi, la realidad es que el triste y lastimoso papel que protagonizó el pasado verano al intentar ocupar la gobernación sin autoridad constitucional, debilitó su credibilidad, particularmente, con los electores no afiliados y los electores jóvenes.

Esos factores hacen que el PNP entre a una campaña electoral en baja. Por un lado, sus mayorías parlamentarias están asediadas por la corrupción y las interminables renuncias. Mientras, los alcaldes se han desentendido de los asuntos internos de la palma y el colapso del gobierno electo del 2016, aún mantiene a los electores del PNP en un estado de ánimo derrotista que se puede traducir en una masiva abstención electoral.

Es aquí en donde la figura de Wanda Vázquez Garced puede emerger como una voz de renovación y dirección, que si bien no descansa en el ruedo político, suejecutoria pluralista,respetuosa, de vanguardia y despolitizada, podrá, al menos, darle un respiro y una ventana de oportunidad a un partido que se convirtió en su propio enemigo.

Por eso, solo el tiempo dirá, si en vez de entregar el poder en 14 meses, estará jurando su propio mandato.

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

miércoles, 6 de noviembre de 2019

A mover fichas en el Partido Popular

Ahora comienza un complicado esfuerzo de diálogo interno que todos negarán pero del cual todos en el PPD participarán, con el propósito de lograr un equipo ganador, sostiene Jorge Colberg

miércoles, 23 de octubre de 2019

El carrito de Hernández Colón

Jorge J. Colberg Toro recuerda una lección elocuente durante un diálogo con el exgobernador Rafael Hernández Colón, al conmemorarse el natalicio del líder del Partido Popular Democrático

domingo, 6 de octubre de 2019

La República Dominicana define su futuro

Jorge Colberg Toro recuerda el legado de Juan Bosh al comentar la importancia de la votación que se celebran hoy en la vecina Republica Dominicana

💬Ver 0 comentarios