Leo Aldridge

Punto de Vista

Por Leo Aldridge
💬 0

Wanda Vázquez no tiene un cheque en blanco durante la emergencia

Debido a su molestia por el incumplimiento de algunos a la orden ejecutiva en la que decretó el toque de queda y otras medidas para evitar una mayor propagación del COVID-19, la gobernadora Wanda Vázquez amenazó con dejar sin alimentos ni gasolina a puertorriqueños que hasta el momento no se hayan abastecido. Sus palabras, indudablemente, contribuyen a la ansiedad, en vez del sosiego que se requiere en este momento para combatir el avance de la pandemia.

“Si los ciudadanos no obedecen la orden, tenemos que tomar medidas más drásticas como es eliminar excepciones de la orden ejecutiva, ya sean los alimentos, ya sea las gasolineras, y el que no tenga suministros, pues, va a sentir las consecuencias”, dijo la gobernadora en el programa “Lo Sé Todo”.

Vázquez tiene poder para decretar una emergencia y para tomar ciertas medidas, dentro del marco legal, que la mitigue. Así lo hizo con la orden ejecutiva que declara un estado de emergencia, toque de queda y el cierre de negocios no esenciales. Sin embargo, no tiene un cheque en blanco.

El juez del Tribunal Supremo Rafael Martínez Torres opinó en una resolución que la orden ejecutiva promulgada por Vázquez es “imprecisa” y planteó que “puede adolecer de problemas constitucionales de ambigüedad y sobreextensión”.

La legislatura, que es un contrapeso al ejecutivo en tiempos normales y tiene que serlo ahora aún más, hasta el momento ha sido excesivamente tímida en todo este debate sobre la seguridad y salud del país, justo cuando debe mantener el ojo avizor.

Las desafortunadas expresiones de Vázquez que advierten que contempla unilateralmente cerrar colmados y gasolineras pueden atribuirse, quizás, a un sentido de frustración y alarma porque ella ve que no todos los puertorriqueños acatan la orden ejecutiva que promulgó el domingo.

La gobernadora tiene que proyectar, ahora más que nunca, tranquilidad y firmeza. Debe transmitir a todos los puertorriqueños que, aunque lo que viene es duro, está haciendo lo correcto. Las amenazas de cerrar supermercados y gasolineras en nada contribuyen a ese propósito.

En Puerto Rico, cuando estamos ante una emergencia, los legisladores, la prensa y el público en general suelen ser bastante magnánimos con quienes tienen sobre sus hombros lidiar con las grandes crisis. Por muchas semanas y hasta meses después del huracán María, los periodistas y legisladores fueron tímidos en recriminarle al entonces gobernador Ricardo Rosselló porque, aunque cometía errores, todos comprendíamos que eran parte inevitable de la ingente tarea de bregar con el desastre. 

Algo similar sucede en Estados Unidos cuando hay guerra, pues la mayoría de los ciudadanos le dan una deferencia al presidente de turno. Ahora en Puerto Rico pasa igual. Las críticas a la gobernadora se han detenido parcialmente porque todos comprendemos que el COVID-19 es unapandemia con potencial catastrófico sobre la isla. 

Los errores del inicio -Costa Luminosa, las pruebas enviadas mal al CDC- se han echado a un lado porque la gobernadora parece tener la idea correcta y la buena intención de atacar la pandemia, aunque el aspecto legal y de comunicaciones no sean sus fortalezas.

La gobernadora tiene la idea correcta. Tiene en la orden ejecutiva un instrumento legal para adelantar su causa. Convencer y persuadir – basado en la ciencia, la salud, las experiencias de otros países – es mucho más efectivo que amenazar con quitarles la comida y la gasolina a los puertorriqueños porque algunos se portaron mal. No debe alterar más aún el ánimo de los ciudadanos y llevarlos a pensar que, por un plumazo súbito y sin sentirse velada por una legislatura amainada, se quedarán sin alimentos ni gasolina durante momentos tan aciagos.

Otras columnas de Leo Aldridge

martes, 7 de abril de 2020

Necesitamos transparencia en torno a los ventiladores

El gobierno tiene que de una vez por todas dar información clara sobre los ventiladores y tiene que ir al mercado, a los estados, al gobierno federal a a procurar suficientes de cara al pico de la pandemia, dice Leo Aldridge

jueves, 26 de marzo de 2020

Filosofías políticas en tiempos de pandemia

Esa filosofía de poca intervención gubernamental que defiende Trump no tiene cabida en la situación actual y no es intelectualmente honesta con otras acciones del propio Ejecutivo federal, dice Leo Aldridge

💬Ver 0 comentarios