Aníbal Acevedo Vilá

Tribuna Invitada

Por Aníbal Acevedo Vilá
💬 0

¿Y estos siete?

Si algunos incrédulos creían que los siete de la junta “venían a poner la casa en orden”, a “terminar con la politiquería”, a “no dejarse influenciar por nadie”, pues han amanecido ante un triste despertar.  Vistos en su conjunto, con algunas excepciones, no hay grandes estrellas en esos siete.  La mayoría de los que seguimos estos temas tuvimos que meternos en Google para averiguar quiénes son y cuáles son sus méritos y el balance es aterrador, particularmente, sobre los que son republicanos, que son la mayoría con el poder de decidir nuestro futuro. Además, han bastado 24 horas para que los analistas de Wall Street concluyan que esta junta es pro-bonistas.  

El más conocido es el más sorpresivo: Carlos García.  Para los que querían “borrón y cuenta nueva” su nombre es mala noticia.  Este es el primer presidente que tuvo el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) bajo Luis Fortuño, fue el arquitecto de la fatídica Ley 7 que dejó a miles de empleados públicos sin trabajo y aceleró la crisis económica.  Este García es el que administró los más de $6 mil millones en fondos ARRA que envió Obama a Puerto Rico y que al día de hoy no sabe para qué se usaron. Este García o Caco, como lo llaman sus amigos, fue el que elevó la deuda de COFINA de $6 mil millones a $14 mil millones y cambió sus usos para financiar déficits operacionales; y peor aún, fue quien, a instancias de Fortuño, endeudó al BGF Banco en $4 mil millones, con una emisión de bonos a ser pagada en este cuatrienio.  Esta es la deuda que precipitó la quiebra del BGF, pero si esto no fuera suficiente para descalificarlo, tiene un grave conflicto, porque, ¿Cómo le va a decir a los bonistas que no les va a pagar, si fue él quien aprobó esas emisiones?  ¿Cómo va a auditar la prudencia de esas emisiones si él fue quien las diseñó?

El próximo que salta a la vista es José Carrión III, un agente de seguros exitoso, pero sin ninguna pericia en los retos financieros a los que nos enfrentamos.  Es estadista, republicano, PNP y cuñado de Pierluisi.  Nada de eso lo descalifica, pero tampoco la cualifica y debo decir que una búsqueda rápida en Google fue suficiente para acabar con el sueño de que la junta viene a poner fin a las influencias políticas.  No tengo dudas de que José Carrión III es uno de los siete porque donó miles de dólares a los republicanos de aquí y de allá.  El sitio electrónico ‘Open Secrets’ revela que en los últimos años ha hecho -entre otros- los siguientes donativos: $20,000 al súper pac de Jeb Bush; $3,000 al de Marco Rubio; $7,000 al Partido Republicano Nacional; $2,500 al Comité de Campaña Congresional Republicano; $2,000 a Marco Rubio, $4,000 a Luis Fortuño, $4,500 a su cuñado Pierluisi, $1,000 a Labrador y $2,700 a Jennifer González.

A los demás los iremos conociendo sobre la marcha, pero resalta que los otros dos republicanos son de los ultras conservadores, de los que entienden que hayque pagar a como dé lugar.  Andrew Biggs pertenece al American Enterprise Institute, una organización de pensamiento económico de derecha y se le conoce por abogar para que se reduzca la paga a los empleados públicos.  David Skeel es un profesor universitario, experto en bancarrota, pero en los temas que nos ocupan, su posición ha sido que las leyes de quiebra son malas para los acreedores.  De estos cuatro republicanos es fácil anticipar qué nos espera y para colmo y decepción, fueron validados y nombrados por Obama.

En el lado demócrata hay algunas pocas esperanzas.  Arthur González es un ex juez de quiebras de buena reputación.  Ana Matosantos viene con vasta experiencia en temas presupuestarios del estado de California, que los ha manejado bajo gobernadores republicanos y demócratas y, por último, está el banquero José Ramón González, conocido y respetado en el mundo financiero.  Fue presidente del BGF durante la segunda administración de Rafael Hernández Colón, lo que no le presenta conflicto de intereses porque no hay transacciones de esa fecha sobre la mesa.

En el balance, las esperanzas de Puerto Rico solo están en luchar contra esa junta.

Otras columnas de Aníbal Acevedo Vilá

domingo, 22 de julio de 2018

80 años del Partido Popular

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá analiza la situación del Partido Popular Democrático a los 80 años de su fundación

viernes, 6 de julio de 2018

Rosselló against the Oversight Board?

Former governor, Aníbal Acevedo Vila, argue about the lawsuit against the Oversight Board filed by puertorican governor Ricardo Rossello

viernes, 6 de julio de 2018

¿Rosselló contra la Junta de Supervisión Fiscal?

A raíz de la demanda incoada por el gobernador Ricardo Rosselló contra la Junta de Supervisión Fiscal, el exgobernador Aníbal Acevedo Vila expone argumentos no contemplados en la petición de interdicto y sentencia declaratoria, sobre acciones inconstitucionales que también pueden plantearse para impugnar las acciones del ente federal.

💬Ver 0 comentarios