Jaime Lluch

Punto de vista

Por Jaime Lluch
💬 0

Yo me quedo en casa

La consigna en Italia es “Io resto a casa” (yo me quedo en casa), y los bares, las trattorias y pizzerias, las foccacerias, las piadinerias, los caffès, los monumentos, los parques, las tiendas y los comercios, las gelaterias, y todos los lugares de ocio están cerrados. Desde los balcones, la gente ha cantado al unísono el himno nacional “Fratelli d’Italia” para generar unidad y solidaridad de grupo.

En España, por orden del gobierno se ha declarado un estado de emergencia y todos están sometidos a un régimen obligatorio de auto confinamiento y todo está cerrado como en Italia.

En Francia, las terrazas, cines, todos los comercios, los museos, los centros comerciales, y hasta la Torre Eiffel están cerrados por orden del gobierno de la República.

Mientras tanto, el gobierno del Estado Libre Asociado permitió que atracara un crucero y se bajaron en San Juan cientos de ciudadanos italianos. Se trató del mismo barco que Antigua y Jamaica le negaron el mismo privilegio. Dos de las personas que han dado positivo al nuevo corona virus se bajaron de ese barco.  Además, el gobierno permitió que el viernes pasado llegara un vuelo directo desde Madrid y no se ejerció ningún control con los pasajeros que arribaron a la isla.  Mientras, el gobierno de Puerto Rico no ha hecho posible la disponibilidad masiva de la prueba para el virus, ha tolerado que los grandes centros comerciales sigan abiertos, y permitió que miles de personas se congregaran un viernes por la noche en La Placita de Santurce, como si aquí no estuviera pasando nada.  

Por fin, hoy, domingo, 15 de marzo, la gobernadora Wanda Vázquez anunció algunas medidas cónsonas con lo que se está viendo ahora en España, Francia, etc.  Ya era hora.

La sensación que ha dado nuestro gobierno hasta el 15 de marzo es que se encuentra sumido en un letargo tropical: actúa con lentitud y atraso ante la rapidez y gravedad de los eventos. 

 Veamos la gran diversidad de estrategias que los diferentes estados en el mundo han utilizado y cuáles han sido más exitosas.  Una de las estrategias es la modalidad asiática de China y Corea del Sur.  El gobierno chino ha instituido medidas draconianas incluyendo el aislamiento obligatorio de millones de personas. Mientras, Corea del Sur ha enfatizado administrar la prueba para el virus masivamente para así poder identificar y aislar las personas infectadas.  Todo indica que ambos estados están empezando a controlar la epidemia, pero son medidas hiper intervencionistas.  Tampoco me parecen adecuadas las medidas del Reino Unido, que ha optado por una estrategia tan disfuncional como el Brexit: buscan crea una “inmunidad de rebaño” apostando a que si muchos jóvenes y gente saludable se contagian rápidamente ahora, mientras el grueso de los más vulnerables se quedan en casa, eventualmentese derrotará al virus.  Esta estrategia no la recomiendo.

Quizás más viables son las medidas que han puesto en vigor Taiwán, Singapur y Hong Kong: (1) Reducir y controlar el número de personas potencialmente contagiadas que vienen desde afuera; (2) cuarentenas para evitar el contagio local; (3) auto confinamiento, distanciamiento social, y mejor higiene (Lim/Cowling 2020).  

Estas últimas tres medidas son las que el gobierno del ELA debe implementar aquí. “Todo irá bien” es la otra consigna que se oye en Italia hoy, y así será, si nuestro gobierno empieza a funcionar.

Otras columnas de Jaime Lluch

viernes, 3 de abril de 2020

El Federalismo y el COVID-19

Jaime Lluch expresa que Puerto Rico debe utilizar todos sus instrumentos de política pública para hacer más por neutralizar el virus que lo que esté haciendo el mismo gobierno federal o cualquier estado

viernes, 27 de marzo de 2020

¿La epidemia o la economía?

Lo que se decida hacer en Estados Unidos en la próxima semana va a determinar cuánto daño va a causar el nuevo virus y qué tan pronto podemos volver a una forma de “normalidad”, plantea Jaime Lluch

jueves, 19 de marzo de 2020

La tempestad antes de la calma

Reconociendo que estamos en medio de la tempestad, quiero proveer algunas reflexiones que nos pueden ayudar a empezar a visualizar la calma después de la tormenta, escribe Jaime Lluch

viernes, 6 de marzo de 2020

Adiós al Alzheimer

Hoy yo no le digo adiós a mi padre, le digo adiós al Alzheimer, pues ahora estamos liberados de ese mal, y él sigue viviendo entre nosotros, escribe Jaime Lluch

💬Ver 0 comentarios