Paul E. González

Buscapié

Por Paul E. González
💬 0

Y Río Piedras, ¿pa'cuando?

Desde su fundación, en 1714, Río Piedras fue importante epicentro de la actividad económica del país. Por años, su desarrollo fue constante y se llegó a convertir —antes del dominio de los centros comerciales— en el primer centro económico y de abastecimiento para ciudadanos de todas partes de la isla.

En los pasados 20 años, un cambio radical ha sucedido y Río Piedras se ha convertido en antónimo de lo que fue en sus días de gloria. Hay muchos factores a los que se les puede atribuir su decadencia, como promesas políticas incumplidas, la explosión de 1996 en Humberto Vidal, los cambios en la economía, la reducción de estudiantes universitarios, la proliferación de los centros comerciales y la gentrificación.

Sin embargo, otras aéreas de la zona metropolitana han tenido impactos negativos similares, pero la historia ha sido particularmente diferente. ¿Por qué darle vida a Santurce nuevamente y no a nuestra histórica Río Piedras?

Esta última década hemos visto movimientos de desarrollo económico, artístico y gastronómico en las principales vías de Santurce como la avenida Ponce de León y la calle Loíza. Es increíble contrastar ambas zonas capitalinas. Mientras en Santurce se establecen decenas de restaurantes, cafés, barras, “food trucks” y oficinas comerciales; en Río Piedras cierran los pocos establecimientos que restan, los espacios de siempre se llenan de recuerdos y la nostalgia inunda sus calles.

Ese “boom” comercial y gastronómico santurcino debería estar ocurriendo también en la Ciudad Universitaria, donde la infraestructura se ideó para una actividad económica vibrante. En Río Piedras hay vastos espacios de estacionamientos, dos estaciones del tren urbano y sobre 25,000 estudiantes estudian o residen allí. Además, cuenta con una plaza del mercado que abastece a numerosos restaurantes, tiene espacios comerciales de sobra, incluyendo el mítico Paseo de Diego, y es lugar de residencia de parte de la clase obrera.

Ya es tiempo de revivir a Río Piedras y convertirlo, una vez más, en una importante zona de comercio nacional. La única pregunta que resta es, ¿y Río Piedras pa’ cuando?


Otras columnas de Paul E. González

jueves, 23 de mayo de 2019

Mi pelo de blanco

Paul González reflexiona sobre el potencial de los Millennials

sábado, 13 de abril de 2019

La dolorosa

Paul González expone inquietudes y aspiraciones sobre el sistema contributivo de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios