Lydia E. Ayala

Punto de Vista

Por Lydia E. Ayala
💬 0

Yulín, ¡estás a tiempo!

Cuando Carmen Yulín Cruz, ante mar de especulaciones y una expectativa pocas veces vista en nuestra política, anunció su aspiración a la poltrona ejecutiva de Puerto Rico, recetó baldazo de agua helada a sustancial cantidad de boricuas.  

Al optar por correr bajo la insignia de la Pava, detuvo el mambo de los que veían en la alcaldesa, lo que la misma Yulín se había encargado que vieran en ella:   la “exterminatora” de la repudiada política y alternancia bipartita.  La que a través de la ruptura con el viejo modelo del Estado Libre Asociado iba a crear una nueva estructura de transformación política y económica por medio de la soberanía del país, como lo había propuesto su homólogo, el fenecido alcalde cagüeño, William Miranda Marín.  

¡Hoy se disipa la nube que deja al desnudo su craso error en apuntarse como precandidata a la gobernación por el PPD!   El inmovilismo de esa colectividad es muro acerado.  Actualmente queda demostrado, por enésima vez, mediante el auge que ha cogido la candidatura del inmovilista Eduardo Bhatia, que con la retirada de la contienda primarista del no menos inmovilista, Roberto Prats, y su inmediato endoso al senador, sigue en aumento.  

¿Alguien duda que Bhatia no sea el candidato del partido?  Aun su mochila repleta de buena voluntad y honrosas intenciones se engaña Yulín, la soberanista, si bajo esta estática cubierta roja, antagónica a sus posturas y con su “gallito” ya escogido y abrillantado, cree honestamente que puede prevalecer.   

Se dice que aquel que da la espalda al llamado de la historia, en algún momento se verá obligado a mirarla a los ojos.  Hoy ese momento parece haberle llegado a la mandataria capitalina.  ¿O no?  El sonoro llamado a la convergencia soberanista para las elecciones 2020 solo recibirá contundente respuesta con la líder del poder de convocatoria, Carmen Yulín Cruz, a la cabeza, fuera del PPD, como candidata independiente.  ¡El tiempo apremia, pero da! ¡Somos muchos y estamos listos!

Otras columnas de Lydia E. Ayala

💬Ver 0 comentarios