Silvia Bedrosian

Tribuna Invitada

Por Silvia Bedrosian
💬 0

Zoológico, ¿sí o no?

El zoológico de Mayagüez lleva meses en una controversia, realmente años. Pero desde la eutanasia de los cachorros en diciembre del año pasado se despertó la indignación entre los amantes de animales, rescatistas y el pueblo puertorriqueño. Intentaron justificar las muertes con explicaciones vagas, pero la verdadera pregunta e: ¿hemos permitido que los intereses políticos estén por encima del bienestar y de la vida de estos animales? Hasta ese punto hemos llegado.

En el 2010 se reportaron las muertes de un chimpancé, una antílope bongo y su cría de cuatro días, y un rinoceronte blanco. En el 2014 eutanizaron a un puma, un babuino y un coatimundi. Sin embargo, los expedientes sobre estos animales demostraban que se encontraban en buenas condiciones de salud. En diciembre de 2016 eutanizaron un leonsito (todavía estamos esperando la explicación). En junio de 2017 eutanizaron al león Ángel y a cinco leonsitos de una leona que se supone que estuviese en tratamiento anticonceptivo. Y más recientemente, murió un puma a causa de una úlcera. A estos acontecimientos le sumamos los 53 señalamientos de violaciones que hizo en 12 inspecciones oculares el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

Hemos levantado la atención de la prensa internacional como CNN, ABC, AP, Peta, entre otros grupos. ¿Qué más tiene que suceder para que comprendan que el zoológico no es sustentable?

Un grupo de jóvenes puertorriqueños presentó una propuesta para convertir los 94 acres que ocupa el zoológico en un jardín botánico, mientras que el alcalde de Mayagüez, quien tuvo el zoológico por años, tambien sometió una propuesta para retomar el zoológico y construir un acuario. Sí, leyeron bien, un acuario. Una inversión millonaria con fondos privados.

Tenemos la oportunidad de trasladar a Mundi, una elefanta que lleva 29 años viviendo sola en el zoológico (los elefantes son animales de manada), y a 12 felinos a santuarios donde ya han sido aceptados. La decisión de trasladarlos, al final del día, será de un equipo de expertos del santuario a donde irán, luego de que los evalúen y determinen si estos animales se encuentran en condiciones para ser trasladados, pues estos viajes son muy delicados ya que los animales tienen que ser sedados y acompañados por un equipo de veterinarios especialistas. Del animal ponerse violento, puede poner en riesgo su vida y la de sus acompañantes.

El traslado de estos animales no significa que el zoológico cerrará sus puertas. De hecho, me preocupan los animales que nadie ha mencionado: el camello con una herida en su oreja, el rinoceronte que vive solo y miserable, los monos que nadie ha visto porque los tienen trasbastidores, y hasta los avestruces que tienen condiciones de la piel.

Ahora viene el verdadero reto que enfrentamos como pueblo. Tenemos una gran oportunidad de darle a estos animales una nueva vida que la adminsitración del zoológico de Mayagüez no ha sabido “o podido” darles. Tenemos ofertas de santuarios para recibir estos animales, donde cuentan con el personal, veterinarios especializados, “wildflife specialists”, y recursos para tratarlos como se debe. ¿Qué nos detiene? Unos dicen que el zoológico es un centro turístico para el oeste. Sin embargo, los recaudos y número de visitas demuestran lo contrario. Otros dicen que quieren tener un lugar para llevar a sus niños a que conozcan sobre estos animales pero, ¿llevarlos a ver animales enfermos y miserables es una manera de educar? Pregúntese cuándo fue la última vez que fue al zoológico o si ha ido alguna vez.

Quiero recordarle a todos que el Zoológico de Puerto Rico es de Puerto Rico, no es de Mayagüez ni de la adminsitración anterior o la actual ni del comité nombrado para administrar el mismo y, mucho menos, del Departamento de Recreación y Deportes. Le pertenece al pueblo y, como pueblo, debemos ser sensatos y demostrar que no toleramos ni una muerte más por negligencia. El mundo está evolucionando y ya los zoológicos están obsoletos. Si quieren enseñarle a los niños sobre animales salvajes y exóticos, pueden poner un canal de National Geographic donde se pueden apreciar en su hábitat natural y en alta resolución.

El amor es libertad y en muchas ocasiones la vida nos pone en situaciones donde tenemos que dejar ir lo que amamos, simplemente porque no está destinado para uno. Puerto Rico tiene una crisis económica que atender y, si hasta el momento no hemos podido resolver el problema de la sobrepoblación y maltrato de perros y gatos entre otros animales, ¿realmente creen que podemos rehabilitar el zoológico más allá de su estructura física?

💬Ver 0 comentarios