Adrianne G. Tossas Cavalliery
💬 0

Zorzales solamente

Las comunidades de aves de los bosques tropicales se caracterizan por tener muchas especies con pocas cantidades de individuos cada una. Este patrón refleja que el hábitat contiene recursos variados y suficientes para sostener todas sus necesidades. Por el contrario, en áreas deforestadas y bosques fragmentados se sustituye esta diversidad por la presencia de muchos individuos de pocas especies. Y las pocas especies presentes son las capaces de adaptarse a escenarios donde las condiciones del hábitat no son las idóneas.

Mientras que en las reservas forestales de Puerto Rico se encuentran alrededor de 30 especies comunes, muchas de ellas endémicas, en áreas úrbanas abundan menos de 10, por ejemplo, la Paloma Doméstica, el Mozambique, el Pitirre y el Zorzal Pardo. Estas últimas se describen como oportunistas, ya que subsisten en condiciones limitantes. Lo mismo pueden anidar en un árbol, que en cualquier cavidad que sostenga un nido, alimentarse de frutas o papas fritas.

En los pasados meses he notado una mayor abundancia de especies típicas de ambientes abiertos y bordes de bosques. En particular, me preocupa el aumento en las poblaciones del Zorzal Pardo, el cual parece haberse beneficiado por la deforestación causada por el huracán María. El problema es que el Zorzal Pardo, un omnívoro, vorazmente consume presas animales, como los huevos y pichones de otras aves, además de alimentarse de frutas. Las demás especies de aves tienen dificultad para reproducirse, porque los Zorzales no le dejan sobrevivir sus crías.

Así lo he visto con la pareja de Reinitas Comunes que anidan en mi terraza, cada uno de sus intentos fracasa por la depredación de sus pichoncitos, sin que pueda hacerse nada al respecto. Espero que según crezcan los árboles y se recuperen los bosques alrededor de la isla, haya más hábitat con la protección necesaria para que las aves puedan anidar con menor riesgo. De lo contrario tendremos ambientes donde la diversidad consistirá de Zorzales solamente.

Otras columnas de Adrianne G. Tossas Cavalliery

viernes, 16 de noviembre de 2018

Árboles perdidos

La ecóloga Adrianne Tossas destaca la necesidad de reforestación en la isla tras el impacto del huracán María y expresa inquietud por el plan de corte y poda anunciado por el gobierno

jueves, 11 de octubre de 2018

Los dañinos plásticos desechables

La ecóloga Adrianne Tossas plantea la importancia de sustituir por productos biodegradables los materiales plásticos desechables de uso cotidiano que son nocivos para la salud humana y de la fauna marina.

💬Ver 0 comentarios