Elga del Valle La Luz

Punto de vista

Por Elga del Valle La Luz
💬 0

Zozibini Tunzi y la destrucción de los estereotipos

La lucha por la igualdad ha sido una constante en la historia de la humanidad como respuesta a las injusticias de quienes ostentan el poder, están en posiciones privilegiadas o simplemente sienten, y afirman, tener una supremacía sea de raza, género, credo, preferencia sexual o ideológica. Dijo Judith Butler, filósofa y activista en favor de la equidad de género: “cualquiera que sea la libertad por la que luchamos, debe ser una libertad basada en la igualdad”. 

Las mujeres, desde que nacemos, estamos en desventaja. A esa condición se unen los modelos de crianza basados en el patriarcado, en los que el rol de la mujer en la sociedad está vinculado a parir, criar y atender las tareas domésticas a la vez que se somete dócilmente a su marido. Eventualmente, y con la proclamación de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, nació la lucha por la vindicación de esa postura social con respecto a la mujer. Hoy, seguimos luchando por obtener trato equitativo y ser depositarias de los mismos derechos y oportunidades que los hombres, no solo de jure sino de facto. 

A la posición de desventaja se aúnan los estereotipos creados por la sociedad, principalmente motivados por la cultura capitalista de consumo y las construcciones sociales producto de la visión eurocentrista del mundo. Nos han impuesto modelos de lo “bello”, que en la mayoría de las veces también responden a criterios raciales, dejándonos saber quiénes, de entrada, no encajan en ese estándar. El discrimen se exacerba cuando el objeto al que se rechaza lleva una doble etiqueta, en ocasiones triple. Este es el caso de las mujeres afrodescendientes. Ellas sufren de lo que llamo discrimen exponencial. Son discriminadas por ser mujeres y por ser negras. 

El pasado domingo, eligieron a la sudafricana Zozibini Tunzi como Miss Universe. Su belleza, elocuencia, porte, seguridad, inteligencia y claridad de principios fueron el pasaporte al triunfo. De inmediato surgieron comentarios racistas hacia Tunzi en las redes sociales. Ese tipo de reacción resulta bochornosa y deja ver la poca calidad humana de quienes se expresan de esa forma. Zozibini Tunzi es activista en la lucha en contra del racismo y promueve la equidad de género. Además, la joven es la primera sudafricana negra en alcanzar el título de Miss Universe. Recordemos que Sudáfrica es un país que sufrió la segregación racial, apartheid, y que este fue eliminado, de manera jurisprudencial, a principios de los noventa del siglo XX.

En sus muy acertadas declaraciones y, siendo un mensaje contundente para sus detractores, Tunzi dijo: “La sociedad ha sido programada durante mucho tiempo para que no viera la belleza de manera negra. Pero ahora estamos entrando en un tiempo en el que finalmente las mujeres como yo, por fin, pueden saber que son hermosas”. Las palabras de esta asertiva mujer denuncian los estereotipos, los cánones de belleza preestablecidos por la sociedad, mientras que declara que es momento de cambiar esa visión de mundo que no es más que una construcción, una ficción. 

Necesitamos romper con el racismo, la xenofobia, y cualquier otra forma de discrimen. Tenemos que empoderar a nuestras niñas y niños a abrazar sus raíces, a amar la diversidad, a respetar a todas las personas, aunque no piensen o sientan igual. Nelson Mandela, líder sudafricano, dijo: “la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. Apostemos a la educación. 

Otras columnas de Elga del Valle La Luz

💬Ver 0 comentarios