💬 0

Acción pública y privada para encarar emergencias

La preparación ante catástrofes naturales de la magnitud del huracán María es una responsabilidad compartida entre el gobierno, el sector privado y la ciudadanía. Sobre esa consciencia de la función que cada cual debe desempeñar ante una emergencia se cimentará la verdadera cultura de preparación y respuesta que Puerto Rico requiere.

Una muestra de integración entre los sectores público y privado ha cuajado mediante la creación del Puerto Rico Business Emergency Center. Su fundación es un prometedor avance hacia la construcción de consensos y el trabajo en conjunto que debe elevar nuestra capacidad de reacción en la temporada de huracanes.

El nuevo ciclo comenzó el primero de junio. De aquí hasta que termine, el 30 de noviembre, los expertos esperan la formación de entre 10 y 16 ciclones en la región del Caribe. Los meteorólogos vislumbran de uno a cuatro temporales intensos, es decir, de categoría tres a cinco.

Ante esta perspectiva, la puesta en marcha del Business Emergency Center es una apuesta a la transformación del esquema de diálogo entre el gobierno y el sector empresarial para mejorar la respuesta a cualquier contingencia.

Las telecomunicaciones y la energía eléctrica fueron servicios básicos que colapsaron tras el paso de María, dejando al país a oscuras e incomunicado para coordinar acciones gubernamentales y solicitar ayudas.

El suministro de gasolina y diésel, la reposición de abastos de alimentos y productos de primera necesidad, la atención médica, el acceso a las servicios financieros y la reanudación de la actividad laboral, son ejemplos de actividades en las que el sector privado juega un papel esencial luego de un desastre.

Para asistir en la toma de decisiones, mantener operaciones y la prestación de servicios se ha creado el andamiaje organizacional que provee la novel entidad sin fines de lucro. La iniciativa ayudará a canalizar las necesidades de la empresa privada, desde combustible hasta medicinas, en los casos de emergencias. El flujo de información se dará en ambas direcciones, de acuerdo al protocolo adoptado por muchos estados tras el paso del huracán Katrina por Luisiana en 2006.

La composición del grupo es representativa del espectro social. Lo forman los titulares de Estado y del Negociado Estatal de Manejo de Emergencias, y doce de representantes de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, por la parte gubernamental. Por el sector privado tendrá representantes vinculados a 16 áreas críticas, entre ellas turismo, agricultura, transporte, infraestructura, agua y manejo de desperdicios. Se complementa con representantes del voluntariado, la educación privada, los recursos internacionales y los inversionistas.

Tal diversidad debe abonar a un mejor entendimiento de las necesidades ciudadanas que se pueden atender desde el sector empresarial. Muestra, además, la aplicación de una de las lecciones más importantes que dejó la traumática experiencia de hace casiocho meses. Es preciso que la colaboración, el intercambio de información y la coordinación entre instituciones públicas y privadas estén alineados en todo momento. Ello abarca desde los esfuerzos de prevención hasta los de recuperación ante escenarios de riesgo.

Al decretarse una emergencia, la sede del Business Emergency Center será el Centro de Operaciones de Emergencia, lo que facilitará la activación de mecanismos de respuesta. Asimismo, será de gran utilidad la plataforma virtual de información interactiva mediante una página de internet que el organismo prepara.

Hay que destacar, por otra parte, que el Business Emergency Center es fruto de la apertura hacia la participación que partió del gobierno pues muchos de sus integrantes provienen de la Mesa de Diálogo Permanente con el sector privado, creada en agosto de 2017.

Este esfuerzo, junto a otros encaminados por las autoridades a cargo del manejo de desastres, el tercer sector y los ciudadanos, entre otros, alimentan la esperanza de que Puerto Rico se encuentre hoy mejor preparado que hace un año para enfrentar a las fuerzas de la naturaleza. Es importante nunca bajar la guardia.

💬Ver 0 comentarios