💬 0

Acción y calma ante la amenaza de huracán

La cercanía en nuestra región de un poderoso huracán impone acción y sosiego por parte de toda la población de Puerto Rico.

Entrado el periodo más intenso de la temporada de huracanes, la ciudadanía debe estar ya prevenida del riesgo de que estos fenómenos sean cada vez más intensos debido al cambio climático y lo que ello representa para la isla. La prioridad es proteger vidas y propiedades.

Se aleje o se acerque el huracán Irma, en hogares, comunidades, municipios, empresas y agencias deben estar puestos al día los planes de contingencia, así como provisiones de artículos de emergencia, agua y alimentos no perecederos para la eventualidad de que Puerto Rico reciba el impacto de un ciclón de gran magnitud.

Esa es también la prioridad del gobierno, a cuyos funcionarios toca ejercer su liderato con temple y pulso firme para poner en vigor los planes indispensables ante la situación de peligro que representa el huracán Iris o cualquier otro sistema que amenace la zona.

En el caso de Iris, el noveno sistema ciclónico de la temporada, pasó de convertirse en tormenta tropical a un poderoso huracán categoría 3 en un periodo de 24 horas. Aunque distante aún, y con variaciones en su fuerza, los modelos tienden a demostrar que el fenómeno se alejaría del noreste de Puerto Rico. Los especialistas advierten, sin embargo, que el margen de error es amplio. Aunque se cumplan las expectativas de todos de que se distancie, su proximidad debe servir como advertencia de que en plena temporada de huracanes es indispensable mantenerse en guardia, sobre todo en el actual periodo de mayor actividad ciclónica. 

Los científicos han reiterado que las aguas del Atlántico y el Caribe muestran condiciones propicias para el desarrollo de estos sistemas. Tras Irma se asoma otra onda tropical con un 50% de probabilidades de convertirse en ciclón en los próximos cinco días.

Desde que comenzó la temporada el pasado 1 de junio, las agencias a cargo de los servicios esenciales deben tener afinados sus planes de contingencia y las instalaciones en las mejores condiciones que este periodo de crisis fiscal permitan. En el caso de la Autoridad de Energía Eléctrica y de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados la tarea es crítica debido al estado de fragilidad de sendas infraestructuras.

El apoyo de empleados jubilados de ambas corporaciones, todavía diestros para apoyar, es de alto valor en circunstancias de emergencia. Igual disposición se espera del personal que laboró en el servicio público cuyo conocimiento puede ser muy útil en caso de un eventual desastre natural.

Los municipios también deben mantener brigadas en las calles para destapar alcantarillas y realizar las labores que sean necesarias para minimizar la posibilidad de riesgos innecesarios. 

Puerto Rico se encuentra hoy en la peor situación posible para enfrentar un ciclón de la potencia de Irma. Basta con ver lo ocurrido en el estado deTexas con el huracán Harvey para imaginar el estrago que un fenómeno similar podría causar aquí. La devastación en Texas debe servirle a Puerto Rico como espejo para que familias, comunidades, instituciones y gobierno estén activados y dispuestos hasta que concluya la presente temporada.

La prevención es esencial. Individual y colectivamente corresponde asumir con valor y diligencia el reto que representa un intenso periodo de mal tiempo y daños potenciales asociados a estos fenómenos severos que Puerto Rico conoce bien.

Es tiempo de disciplina, de compromiso cívico y de responsabilidad ciudadana. En cada hogar deben repasarse las recomendaciones de seguridad como es buscar alojamiento seguro, si se vive en zona inundable o susceptible a derrumbes. Así mismo, hay que repasar la importancia de que nadie cruce vías que estén bajo agua.

Estos son también tiempos de solidaridad. De asegurar que los adultos mayores o personas enfermas en las comunidades estén a salvo, con buen resguardo, alimentos y medicamentos. De echar al lado diferencias y trivialidades para reconocernos un solo país, vulnerable por su geografía, su infraestructura y su economía, pero unido por un profundo aprecio por los valores humanos, sobre todo ante la adversidad.

💬Ver 0 comentarios