💬 0

A escuchar las voces de la marcha de la indignación

De forma contundente y pacífica, miles de ciudadanos expresaron ayer su indignación ante la conducta del gobernador Ricardo Rosselló y el desempeño de la clase política en general, en el quinto día de la marcha multisectorial para exigir la renuncia del mandatario al que le retiraron la confianza.

Apoyado por artistas y deportistas puertorriqueños de renombre internacional, así como por instituciones de la sociedad civil, este evento sin precedentes en Puerto Rico reunió a ciudadanos de diversos perfiles socioeconómicos y generacionales.

Convocados por las estrellas de la música Ricky Martin, René Pérez (Residente) y Bad Bunny, entre otros muy apreciados por el pueblo, se percibía entre los presentes que la revelación del contenido del chat del gobernador y su círculo cercano fue la gota que colmó la copa de un pueblo cansado de ofensas.

Entre consignas y discursos resonaba el mismo mensaje de malestar: la falta de capacidad y de sensibilidad de quienes gobiernan está reflejada en los escándalos de corrupción, el machismo, la desatención de la pobreza y el abuso de poder. También denunciaron lo que describieron como la negligencia del gobierno para atender las necesidades más apremiantes del pueblo durante la emergencia tras el huracán María.

El gobernador Rosselló debe tomar muy seriamente en cuenta la expresión del pueblo para retomar su ponderación sobre cómo puede servirle mejor a Puerto Rico. Rosselló ha informado su decisión de seguir en su cargo. Argumenta que el contenido del chat que causa pesar en mucha gente, no contiene razones para su dimisión. Buena parte de la sociedad puertorriqueña piensa distinto.

Horas antes de que se produjera la marcha multisectorial de la indignación, el Departamento de Justicia informó que ha solicitado a los implicados en el chat del gobernador y su círculo cercano, entregar sus celulares como parte de la pesquisa que realiza. Fijó como plazo el viernes. Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Méndez, se propone anunciar hoy al grupo de juristas que evaluará la posible comisión de delitos en dicha conversación. La evaluación deberá concluir en diez días. Las demoras de estas entidades de gobierno no recogen el espíritu de urgencia que manifiesta el país. Sus análisis tienen que ser rigurosos y sin retraso. Además, el momento reclama que todos los legisladores estén en Puerto Rico para atender tan seria situación que tiene en entredicho la gobernanza.

Aparte del alcance legal del contenido del chat y de la multitud que se expresó ayer, también iglesias y voces del sector privado, han declarado que las circunstancias por las que atraviesa el país son insostenibles.

La administración aún tiene importantes sillas vacantes en el gabinete, lo cual dificulta la gestión pública en asuntos medulares, mientras desde Washington se envían mensajes de desaprobación al gobierno. Es preciso encaminar la agenda fiscal.

Desde losgremios profesionales y empresariales se explican algunas inquietudes. En los últimos dos años, turistas de todo el mundo han hecho de la isla su destino para vacacionar. Celebridades han regado la voz sobre la calidad humana de los puertorriqueños. Inversionistas han apostado al país y muchos han convertido este terruño en lugar de residencia. Esos logros, debido en parte al esfuerzo de promoción del propio gobierno, están en riesgo ahora.

Urge que, a la par con los procesos iniciados por Justicia y la Cámara de Representantes, surjan desde los sectores profesionales, privado y religioso acercamientos para concertar un diálogo que produzca soluciones sostenibles a la situación presente. La prioridad debe ser el fortalecimiento de las instituciones puertorriqueñas y el acopio de enseñanzas para establecer procesos que fortalezcan la democracia en nuestro país.

Confiamos en que la presente crisis permita reconocer que por encima de cualquier otra consideración tiene que estar el interés de devolver la estabilidad, paz social y la credibilidad institucional que afiancen la democracia y el desarrollo pleno de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios