💬 0

A revisar planes ante mayor potencial ciclónico

El huracán Harvey, el ciclón más destructivo que ha impactado a los Estados Unidos en la última década, pone a prueba la capacidad gubernamental de responder ante una situación catastrófica y de alinear los planes de desarrollo a las nuevas realidades trazadas por el cambio climático para prevenir un colapso total y prolongado.

La devastación en Texas debe servirle a Puerto Rico como espejo para que familias, comunidades, instituciones y gobierno revisen sus planes y protocolos a corto y mediano plazo, sobre todo al entrar en el periodo más intenso de la temporada de huracanes.

Con fuerza ciclónica categoría 4, Harvey comenzó a azotar sectores de Texas desde el 22 de agosto. Sin embargo, la intensa lluvia asociada al fenómeno persiste por más de una semana dejando anegadas comunidades enteras de ese estado, así como en Luisiana.

La cantidad de precipitación ha alcanzado proporciones históricas, por encima de las 50 pulgadas, por lo que persisten inundadas decenas de comunidades del sureste de Texas. Anoche informes preliminares de las autoridades aludían a más de 20 muertos y a cientos de miles de personas desalojadas.

Ante la devastación, Puerto Rico dice presente al enviar un equipo de 15 rescatistas que ayudarán en las tareas de recuperación. Serán ellos parte de una enorme movilización de voluntarios que han soltado su comodidad para salvar y servir a miles de damnificados. El momento renueva la solidaridad. Es, además, instancia para confirmar la necesidad de casar desarrollo con sentido común.

Los expertos atribuyen la magnitud del fenómeno al cambio climático. El planteamiento reafirma apreciaciones de investigaciones como una realizada en 2006 por el Instituto de Tecnología en Atlanta. El estudio, publicado en Nature, consignó que la elevada temperatura superficial del mar reflejó alta correlación en el fortalecimiento de la actividad ciclónica. La evidencia científica tiene que ser guía imprescindible para planificar y construir.

Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos, tuvo avisos de expertos sobre el potencial de inundaciones devastadoras. Reportes periodísticos recogieron hace un año advertencias científicas de que la ciudad no estaba preparada para el impacto de un huracán como el que se pronosticaba. Desde que en el 2008 el huracán Ike causó en Texas pérdidas ascendentes a $30 mil millones y 74 muertos, expertos anticiparon el impacto seguro de otro ciclón poderoso y abogaron por un desarrollo urbano más inteligente y sostenible. Ahora, los estimados más recientes apuntan a pérdidas de $160 mil millones en lo que ha sido descrito como uno de los peores desastres naturales en Estados Unidos. El propio gobernador de Texas, Greg Abbott, ha dicho que la recuperación tardará años. Y se anticipa que este huracán no será el último que alcance dimensiones monumentales.

Por la vulnerabilidad de Puerto Rico a estos fenómenos, los datos y proyecciones de la comunidad científica, que ha documentado el aumento en el nivel del mar y la erosión costera, ofrecen luz de dirección a los planes de desarrollo y a la construcción de infraestructura, particularmente bajo el proceso dispuesto por el Título V de la ley federal PROMESA.

Justo esta semana se cumplieron 12 años desde que el huracán Katrina, uno de los más mortíferos en Estados Unidos, penetró la costa de Luisiana. Ese año nada más, otros dos ciclones alcanzaron categoría 5. Junto a Harvey, el aniversario de Katrina, que costó unas 2,000 vidas y más de $100 mil millones en daños en unas 90,000 millas cuadradas, son recordatorios del poder destructivo de un ciclón y lo crucial de la preparación. Es así, sobre todo, para una isla con las condiciones geográficas y económicas de Puerto Rico, con una infraestructura frágil y situada en zona de alto riesgo.

La tragedia de Texas, además, toca a Puerto Rico por su creciente población boricua y se le ofrece como espejo. Hacia allá debe dirigirse la solidaridad y el consuelo. Aquí corresponde volver a mirar los planes y adaptarlos a los nuevos tiempos.

💬Ver 0 comentarios