💬 0

Atinada combinación de agricultura y turismo

El aumento en la cantidad de empresas agrícolas certificadas por el gobierno para participar en la oferta turística de Puerto Rico demuestra la apertura a nuevas vías para el desarrollo de la economía del visitante.

El interés de los agroempresarios en recibir a turistas se ha traducido en veinte fincas avaladas por la Compañía de Turismo y otras quince solicitudes en espera de aprobación. Las agroempresas ubican en Adjuntas, Barceloneta, Manatí, San Lorenzo, Jayuya, Mayagüez, Aguada, Ponce, Hatillo, Lares, Las Marías y Vega Baja.

Estas son buenas noticias. Es tiempo de que las zonas rurales se vayan insertando en la oferta de lugares de interés turístico en la isla, por la rica gama de actividades únicas que pueden ofrecer al viajero procedente del exterior y al turista interno.

El desarrollo del binomio agricultura y turismo, con sus vertientes de ecoturismo y turismo de aventura, puede proveer, además, para la reactivación de las zonas rurales si se lograra movilizar a un mayor flujo de visitantes a estos lugares. Es responsabilidad del gobierno promover esta nueva oferta agroturística, junto a la industria turística.

Puerto Rico debe aprovechar las nuevas tendencias, marcadas por una mayor conciencia y sensibilidad hacia el ambiente y por el apetito por vivencias auténticas junto a los habitantes de los destinos seleccionados.

El Parque de Aventuras Toro Verde, en Orocovis, es un ejemplo. Su atracción principal, el zipline de 2.5 kilómetros sobre las montañas, llamado “El Monstruo”, es reconocido como el segundo más grande de su tipo en el mundo y muy visitado. Su reputación llevó al equipo de “The Tonight Show Starring Jimmy Fallon” a incluirlo en su programa sobre Puerto Rico. Las hermosas vistas de la cordillera y las emociones que genera el recorrido en el zipline fueron transmitidas a sobre dos millones de personas en Estados Unidos, el mercado que suple el 90% de los visitantes que llega a la isla.

Para el turista de otras latitudes, en especial el más orientado al medioambiente, será una novedad conocer sobre el trópico y sus recursos. La actividad agrícola y la amalgama de actividades recreativas y culturales de la ruralía que se desarrollan en los municipios serán para los visitantes locales e internacionales experiencias únicas.

Las rutas de acceso a las haciendas y agroempresas regalan a la vista paisajes maravillosos que sirven de marco al contacto directo con la naturaleza y los residentes. Muchas de las fincas cuentan con restaurantes y locales donde los visitantes podrán degustar la gastronomía y las bebidas del patio, además de aprender cómo se trabaja con los frutos de la tierra, como el café, el cacao, las panas y las hortalizas.

Por medio de caminatas, excursiones, demostraciones y otras actividades, los visitantes aprenderán sobre las tareas agrícolas, ya sea de siembras o la elaboración de productos para la venta. La incorporación de los festivales, fiestas y eventos culturales de la montaña o las áreas rurales de los municipios costeros a la oferta ofrece la oportunidad de ilustrar sobre nuestras raíces y la riqueza de nuestras costumbres.

Muchas de las agroempresas certificadas son de pequeño y mediano tamaño y suplen sus productos frescos a supermercados, restaurantes y hoteles. Otras ya ofrecen actividades educativas en sus propiedades. Esta preparación servirá de plataforma para la expansión de los negocios mediante el turismo campestre. Puede generar ingresos adicionales y oportunidades de empleo.

El desarrollo del turismo vinculado al agro y el ambiente requiere acciones concertadas entre gobierno y empresas. Hace bien la Compañía de Turismo en establecer estándares uniformes para la certificación de las entidades. Es la manera de asegurar calidad de servicios para los turistas. En paralelo, se lanzó a principios de año un programa gubernamental que dispone de incentivos de $75,000 para empresas agroturísticas.

La meta debe ser la satisfacción del visitante para que recomiende la experiencia o la repita. De ahí, la importancia de la diversificación de ofrecimientos para aumentar el caudal de visitantes y fomentar más el turismo interno.

💬Ver 0 comentarios