💬 0

Cohesión para impulsar la economía del visitante

La propuesta de distribuir la creación de proyectos turísticos en seis regiones, para atraer mercados diferentes en cada una, refuerza un marco desde el cual municipios, residentes y el sector privado pueden planificar su progreso alineado a las oportunidades que representa la economía del visitante.

La iniciativa refleja, no obstante, un hábito que perjudica la estabilidad de esos planes: la práctica política de desmantelar y volver a hacer con cada cambio de gobierno. El desarrollo consistente y coherente de Puerto Rico necesita acuerdos que trasciendan intereses particulares para que los buenos proyectos permanezcan más allá de los vaivenes de cada cuatrienio. Y que se honren.

El propio proyecto cameral 1527, para crear la Ley de desarrollo turístico y regionalización de Puerto Rico, da cuenta de que se basa en un Plan Estratégico para el Desarrollo Turístico preparado en 2010. En el 2016, la administración siguiente creó la Ley 125, Ley de Regionalización Turística. Ahora el nuevo proyecto propone derogarla.

Son instancias como esas las que también dificultan que el país avance.

Ejemplo de los desfases surgidos de la tendencia a reinventar la rueda es que la propia Compañía de Turismo pidió enmendar el proyecto para mantener dos pueblos en la región Porta del Sol, a la que ya pertenecían. Dicha marca, establecida hace años, conllevó el desarrollo de promoción a los establecimientos de ambos pueblos y corre el riesgo de perderse con cada cambio.

Mientras la propuesta se evalúa en la Cámara, economistas han advertido sobre impactos potenciales que deben tomarse en cuenta en los planes de privatizar las operaciones del transporte marítimo hacia Vieques y Culebra. Indican que el plan adolece de un impacto económico regional. Eslabonar los planes de desarrollo turístico regional con otros proyectos propuestos aprovecha su complementariedad. Procurar el máximo beneficio para la gente de las regiones y las islas municipio propiciará un progreso sostenido y duradero.

Tienen como ejemplo iniciativas como la que lidera la organización Foundation for Puerto Rico en la zona central. La entidad da apoyo a los comercios de la ruta gastronómica de Orocovis para encadenar el gasto de los visitantes a la economía local. Integrar activos para potenciar los beneficios es la fórmula que ha permitido a comerciantes y artesanos de la región atisbar un porvenir de progreso tras el desastre de septiembre.

El turismo es motor vital de actividad económica en esta isla caribeña. Según la Organización Mundial del Turismo, representa el 10% del producto interno bruto del mundo. Emplea a una de cada diez personas. La legislación cita que, en 2017, el Caribe recibió un total de 25.6 millones de turistas que generaron ingresos ascendentes a los $32,000 millones. No incluye cifras sobre Puerto Rico sino que advierte la necesidad de “re-planificar” la oferta local. Destaca para ello el modelo de turismo sostenible, que gana auge anivel internacional.

Dicho modelo depende de una planificación que integre la actividad turística en la economía, la sociedad, la cultura y el medioambiente, reconoce la propia legislación.

Cada rincón de la isla es un atractivo para los amantes de la playa, el campo y de nuestra cultura caribeña. Estudios han demostrado que, a mayor distancia de San Juan, mayores son los índices de pobreza y desigualdad. Y el turismo es una oportunidad para extender la generación de buenos empleos más allá de la zona metropolitana. También, para impulsar las industrias culturales, dínamo de la economía al que debe sacársele mejor partido.

Para que cumpla con el triángulo sostenible propuesto en el proyecto es imprescindible que, además de procurar un desarrollo económico que aporte bienestar a los ciudadanos, los planes se ajusten a los retos que impone el cambio climático. La mitigación de daños por huracanes, un desarrollo que se adapte a las proyecciones de alza en el nivel del mar y la preservación de nuestros recursos son también elementos indispensables para asegurar el flujo consistente de visitantes a la isla.

💬Ver 0 comentarios