💬 0

El voto es el músculo político de la diáspora

Los resultados de las primarias celebradas en la Florida apuntan al interés de las comunidades puertorriqueñas por reclamar su espacio de participación en los asuntos políticos y gubernamentales del estado que han convertido en su hogar.

Voting is the diaspora´s political muscle

Estas votaciones llevaron a la elección de Darren Soto como candidato demócrata por el noveno distrito del Congreso, y respaldaron las aspiraciones de Johanna López y Viviana Janer. La primera es una maestra que busca ocupar el primer escaño latino en la Junta Escolar del Condado de Orange. La segunda aspira a revalidar como comisionada del Condado de Osceola.

Este desenlace no se da en el vacío. Fue precedido por las campañas de llamado a la inscripción y al voto dirigidas a las poblaciones hispanas en la Florida Central, donde la boricua es mayoritaria.

Se destaca el activismo de grupos comunitarios como Boricua Vota, Mi Familia Vota y Alliance for Progress, los cuales se lanzaron a las calles a convencer a las comunidades de la importancia del voto para lograr cambios que beneficien a sus comunidades.

Los que acudieron a las urnas reconocieron la naturaleza dual del sufragio como derecho y responsabilidad. Su gesto va rompiendo el bloque de la apatía de las minorías, incluida la boricua, a participar en la selección de sus representantes gubernamentales en los condados, distritos y estados de la nación estadounidense.

La mira está puesta en las elecciones de medio término este noviembre y las presidenciales en 2020.

Los puertorriqueños radicados en la Florida central, incluidos los del éxodo causado por los huracanes Irma y María, tienen en su voto el mecanismo para lograr que sus necesidades y aspiraciones formen parte de la agenda gubernamental sobre oportunidades de empleo, acceso a vivienda costeable, educación de calidad y derechos civiles, entre otros renglones importantes.

Es un hecho que la participación electoral en Puerto Rico es muy superior a la de los estados. Por ello, llama la atención el crecimiento en la asistencia total de votantes a las primarias en la Florida central: de 22 por ciento en relación a la mediana de 20 por ciento en pasados comicios. Aunque luce modesto, este porcentaje es considerado una participación récord en la historia del sufragio del estado, de acuerdo con las autoridades electorales.

Aún no se han publicado análisis detallados de la participación por origen étnico. Pero los analistas han atribuido el desinterés boricua por votar en los estados, a la ausencia de candidatos con los cuales identificarse. Tal tendencia da muestras de cambio con el triunfo primarista de Alexandria Ocasio, de ascendencia boricua, sobre el incumbente Joseph Crowley, quien buscaba la reelección por décima vez en el distrito 14 de Nueva York.

En Florida Soto, también de ascendencia boricua, se apuntó el éxito con el triunfo sobre Alan Grayson para la representación del distrito 9 que agrupa áreas de las ciudades de Kissimmee y Orlando. Con su cultivo del idioma español y su empatía con causas como la reconstrucción de Puerto Rico, el congresista se proyectó ante los latinos como su voz en temas que incluyen mejores salarios, alquileres asequibles, seguro médico e inmigración.

Los favorecidos en las primarias tendrán que probarse en una segunda vuelta electoral. Llevan sobre sus hombros la gran responsabilidad de probar que son capaces de ejecutar los cambios en política pública que sus votantes les reclaman. Además, tienen el deber de poner freno a todas aquellas movidas oficialistas que atenten contra la paz social y los derechos humanos.

Así, el voto concede al ciudadano la oportunidad de escoger a sus representantes en las esferas del poder político, y de reemplazar al que considere que ha fallado en la toma de decisiones.

Florida ha mostrado ser decisivo en la contienda presidencial. Los boricuas que ahí residen tienen la oportunidad de demostrar su músculo político. Lo mismo pueden hacer los puertorriqueños que han formado lar en otros estados.

💬Ver 0 comentarios