💬 0

Es preciso que el país recupere su gobernanza

El clima actual de tensión e incertidumbre en Puerto Rico no abona al enfoque en los retos colectivos que deben atenderse con urgencia. El más inmediato es asegurar gobernanza, lo que requiere como primer paso ocupar, con las personas adecuadas, la Secretaría de Estado y la representación del gobierno ante la Junta de Supervisión Fiscal.

La persona que represente a nuestro país ante la Junta supervisora deberá contar con la pericia para el puesto, y ponerse al día de inmediato para retomar la crítica gestión de reorganización fiscal y renegociación de la deuda. Es preciso, igualmente, atender la vacante de la Secretaría de Estado, entre los otros puestos vitales que han quedado descubiertos a raíz del escándalo causado tras la filtración de casi 900 páginas de un chat del gobernador Ricardo Rosselló y su entonces círculo cercano.

Como próximo paso, las personas a cargo de la administración deben iniciar a la brevedad un proceso de diálogo franco con la Junta, en ánimo de colaborar para encaminar un ordenamiento fiscal saludable que le dé credibilidad en los procesos de negociación con los acreedores.

De ahí la importancia de que el gobernador Rosselló tenga el espacio para la introspección que lo lleve a tomar la decisión que más beneficie a Puerto Rico, por encima de su persona, de sus preferencias y de su partido. Por lo pronto, ha dicho que seguirá enfocado en desarrollar iniciativas de transparencia y rendición de cuentas que dará a conocer esta semana. Es preciso que sea fiel a su palabra, mientras se encaminan los procesos que aseguren la gobernanza y los llamados a definir su futuro político.

Sin duda, los acontecimientos de la última semana provocan indignación. El sentir general tras la revelación del chat, compartido incluso por miembros prominentes del oficialismo, es absolutamente legítimo. Las acciones y el carácter del alto mando en La Fortaleza, reflejados en el chat, son reprochables. Las lecciones deben servir para revisar los mecanismos y dinámicas políticas que permitieron instancias tan bochornosas.

Pero no conviene al país que las protestas de ciudadanos en las inmediaciones de La Fortaleza degeneren en alteraciones que añadan dolor y tensión.

Los dirigentes del Partido Nuevo Progresista han concluido que Rosselló no debe aspirar a un segundo término. Y le han dado espacio antes de pedir su renuncia. Han reconocido que una dimisión por parte del gobernador conlleva un proceso ordenado de transición en momentos en que el funcionario designado para asumir el mando está vacante.

También sobre ellos recae la responsabilidad de evaluar, libres de agendas particulares, cuáles candidatos tienen las competencias profesionales y de credibilidad necesarias para asumir la gestión pública, mientras refuerzan los controles que les permitan cumplirla y rendir cuentas.

Con el favor de numerosos sectores, el Colegio de Abogados y Abogadas ha comenzado una evaluación sobre la viabilidad de que se active un proceso de residenciamiento. Mientras los partidos de minorías avalan dicha opción, la Cámara prefiere esperar.

Organizar una estructura de gobierno sólida, a prueba de quebrantos éticos y morales, es crucial para retomar la agenda para atender los retos económicos y sociales. Es necesario continuar con las gestiones en Washington para agilizar el desembolso de fondos para salud, educación, y para continuar la recuperación.

Tal y como el país demostró tras el azote del huracán María, Puerto Rico tiene las competencias para superar la presente crisis. Sirva la experiencia para generar mejores controles de selección de candidatos a cargos en el servicio público bajo un sistema de méritos, transparencia y seriedad.

💬Ver 0 comentarios