💬 0

Es tarea de todos evitar el contagio con el coronavirus

Los sectores salubristas público y privado y los ciudadanos en Puerto Rico están llamados a tomar medidas responsables y puntuales ante el riesgo que representa el coronavirus, como lo hacen las autoridades sanitarias internacionales y estadounidenses para prevenir la propagación del brote.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) con sede en Atlanta, incluyeron el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín entre otros veinte puertos aéreos sujetos a análisis para detectar casos sospechosos y ponerlos en aislamiento. El Departamento de Salud local ha informado que Puerto Rico tiene un riesgo bajo de contagios. Pero la prevención se mantiene como la medida sensata, libre de histerias, para proteger a la población.

Los eventos más recientes asociados al estado de emergencia internacional decretado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrecen guías de respuestas a nivel de gobierno, de profesionales de la salud y ciudadanos, que son necesarias ante el nuevo virus y otras amenazas que persisten, como la influenza.

El Departamento de Estado federal avisó a los ciudadanos que eviten viajar a China, donde se ha originado el virus. Aerolíneas comerciales suspendieron sus vuelos al país asiático, lo que ha sumado preocupaciones a la comunidad económica. El anuncio hizo que los mercados cerraran la semana en picada dado el prominente rol comercial de China, sede de gigantes tecnológicos que han visto afectadas sus operaciones.

Más de 200 personas habían muerto en China, en un mes, desde que se descubrió el virus en el último día de 2019. No se ha informado de muertes fuera de esa nación. Pero en siete países, incluido Estados Unidos, han detectado contagios en personas que no viajaron a China. Los seis casos identificados hasta el viernes en Estados Unidos fueron localizados en Chicago, Illinois; y en los estados de California, Washington y Arizona. De hecho, el gobierno estadounidense declaró ayer una emergencia de salud pública y advirtió que prohibirá temporeramente la entrada a Estados Unidos de personas que considere un riesgo de contagio.

En medio de la agitación internacional, un funcionario chino, el secretario del Partido Comunista en el epicentro de los contagios, Wuhan, se lamentó públicamente por haber incurrido en una “complacencia peligrosa” con su renuencia a avisar al público a tiempo sobre la propagación del virus. Semejante admisión debe resonar en los funcionarios a cargo de proteger la salud pública. La información es el primer paso para la prevención y puede salvar vidas.

El coronavirus se manifiesta en sus comienzos con síntomas similares a la influenza, como tos y fiebre, pero de momento no existen vacunas para combatirlo. Tampoco reacciona a antibióticos. La OMS informó que esta variante del coronavirus es “nueva y diferente”. Se estima que desarrollar una vacuna puede tomar hasta tres meses.

Mientras la comunidad científica acelera la búsqueda del antídoto, los ciudadanos pueden tomar acciones para cuidar su salud y la de otros. Se trata de medidas que bien pueden ser hábitos en la isla, donde predominan otras enfermedades contagiosas y potencialmente peligrosas como la influenza. Consejos básicos son taparse boca y nariz al estornudar, lavarse las manos, desinfectarse con soluciones que contengan más de 60% de alcohol y quedarse en casa si está enfermo.

Como con otros virus, los ancianos y personas con padecimientos de salud, como asma, diabetes y enfermedades del corazón, pueden ser más vulnerables a complicaciones relacionadas al coronavirus. Velar por ellos es también una responsabilidad colectiva.

Es importante que la ciudadanía permanezca alerta a los informes oficiales mientras las autoridades sanitarias, públicas y privadas coordinan la respuesta a la emergencia. En ese esfuerzo conviene evitar dejarse llevar por rumores, y por prejuicios hacia la comunidad china, sean visitantes o residentes que han hecho de Puerto Rico y de otros lugares del mundo su hogar por generaciones.

💬Ver 0 comentarios