💬 0

Es tarea vital erradicar la marginación de las mujeres

Han pasado 45 años desde que la Organización de las Naciones Unidas declaró el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer para afirmar que a ellas les cobijan los mismos derechos que a los hombres y propuso una plataforma de acción para cumplirlos. A lo largo de décadas, las mujeres han vencido obstáculos significativos en la ruta hacia la realización cabal de esos derechos, pero quedan importantes barreras por derribar.

Tal vez la más espinosa es transformar la cultura que insiste en percibir a las mujeres como ciudadanos de segundo nivel. El machismo crea múltiples escollos al progreso y bienestar de las mujeres. Esa visión primitiva oprime, lastima y mata.

El informe más reciente de la ONU sobre el estado de los derechos de la mujer en los últimos 25 años advierte de los retrasos en el progreso hacia la igualdad de género e, incluso, que logros alcanzados se están revirtiendo. Hasta hoy, ningún país ha logrado la igualdad de género, declara el organismo. Aceptar la injusta marginación de las mujeres enferma a la sociedad.

A nivel mundial, menos de dos tercios de las mujeres de entre 25 y 54 años están activas en el mundo laboral, frente a más de nueve de cada diez - 93% - hombres. Reciben en promedio una paga hasta 16% menos que los hombres, y en algunos países el margen alcanza el 35%, informa el organismo.

En Puerto Rico, las mujeres componen el 45% de la fuerza trabajadora remunerada, según la encuesta del grupo trabajador a diciembre de 2019. Pero ellas y las restantes aportan a la sociedad en labor doméstica, en el cuidado de niños y viejos, sin que se moneticen sus esfuerzos.

Esta desigualdad las empobrece. Se estima que, en la isla, el 47% de las mujeres vive bajo los niveles de pobreza. Ellas, solas, están a cargo del 70% de los hogares con menores de 18 años en condiciones de pobreza.

A la violencia que representa esta condición desigual, se suma la agresión física, sexual y emocional que muchas confrontan, particularmente en su entorno familiar. La ONU estima que casi una quinta parte de las féminas ha sufrido violencia en el último año. La amenaza empeora por medio de las nuevas tecnologías.

Datos de la Policía indican que, desde 2010 hasta el 21 de noviembre de 2019, al menos 152 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas en Puerto Rico. Apenas comenzado el tercer mes de este año, diez mujeres han sido asesinadas en la isla. No se han especificado las circunstancias de todas estas muertes.

La entidad internacional ha propuesto iniciativas para estimular la movilización pública, exigir la rendición de cuentas e impulsar medidas dirigidas a hacer valer los derechos de las mujeres y alcanzar la igualdad de género. La participación de hombres libres del machismo es indispensable en todos los esfuerzos.

La ONU propone, también, que más mujeres sean parte activa de la política y los procesos decisionales, así como ampliar los servicios públicos parahacer efectivos derechos como el cuidado infantil y la reducción de la violencia doméstica.

En la isla, solo 16 de cerca de 11,000 organizaciones sin fines de lucro se dedican a ofrecer servicios sicológicos y consejería a mujeres. Hay siete albergues para protegerlas de la violencia de género. En las circunstancias actuales hacen falta más servicios para cubrir la necesidad. Pero la meta de país debería ser alcanzar niveles de progreso y respeto que hagan estos espacios innecesarios.

Desde el liderato de gobierno, político y empresarial, Puerto Rico tiene la responsabilidad de asumir como tarea erradicar la marginación de las mujeres. Así podremos empezar a resolver muchos de los problemas que retrasan a la isla, como la pobreza infantil, la vulnerabilidad ante eventos naturales y la capacidad para lograr un desarrollo sostenido.

💬Ver 0 comentarios