💬 0

Hacia la excelencia educativa con rendición de cuentas

Con la primera implementación del modelo de Escuelas Alianzas, el sistema educativo de Puerto Rico da un paso al frente en el desafío de preparar a nuestros más jóvenes para contribuir al desarrollo de un Puerto Rico competitivo y de progreso.

Este modelo de enseñanza y administración escolar es una pieza del complejo rompecabezas que representa transformarlo. Merece espacio para demostrar su potencial con marcos claros de medición y de rendición de cuentas.

Ya el Tribunal Supremo validó la constitucionalidad de dicha alternativa. También de los vales educativos, contemplados en la Ley de Reforma Educativa. Ambas iniciativas se presentan como alternativas para facilitar que los niños de menos recursos tengan acceso a un abanico más amplio de proyectos educativos. Mientras mejor sea la educación que reciban, mayores las oportunidades de que el país evolucione.

Resulta alentador que la primera entidad seleccionada para adoptar este modelo sea una institución de la talla de Boys and Girls Club. Esta organización sin fines de lucro cuenta con una cartera impecable de logros en el esfuerzo de desarrollar a jóvenes líderes, con pensamiento crítico y con un profundo sentido de responsabilidad social. Estas cualidades son abono para que la isla alcance madurez económica y social.

Bajo el nuevo modelo de alianzas, la entidad ampliará ahora sus ofrecimientos académicos que antes proveía en horario extendido. Con los primeros 58 estudiantes de una meta de 190, esta institución estará a cargo de operar una escuela elemental en un área de alta necesidad a la que sirve en Río Piedras. Y debe contar para ello con el respaldo de ciudadanos, del sector privado, y de otras organizaciones del Tercer Sector.

Como esta, a veces con pocos recursos y mucho empeño, numerosas entidades sin fines de lucro han demostrado disciplina y un compromiso inquebrantable con las necesidades de las poblaciones en mayor desventaja. Su incursión en el proceso educativo, unida al amplio conocimiento de las comunidades a las que sirven, refuerza la principal herramienta de movilidad que tienen las personas.

Mientras, el comienzo del semestre llega también acompañado con una noticia que hace justicia a cientos de maestros. El otorgamiento de permanencia a más de 2,000 empleados transitorios ofrece paz y estabilidad a estos educadores, muchos de los cuales han esperado hasta décadas en la incertidumbre con contratos anuales de diez meses. La determinación facilita, además, el proceso de reclutamiento y la asignación de recursos, proceso que a veces demoraba semanas.

Otorgar permanencia a maestros de difícil reclutamiento es una de las disposiciones de la Ley de Reforma Educativa, alineada al plan fiscal de la agencia. Aunque el gobernador Ricardo Rosselló ha sostenido que la acción no tiene impacto sobre las arcas públicas, será importante, asegurar el respaldo fiscal a esta acción.

Con las nuevas medidas, el Departamentode Educación adelanta escalones en su abarcador plan de reforma, indispensable para la recuperación de la isla. Antes del comienzo del semestre, este lunes, ya había logrado reubicar a 20,000 maestros regulares y había matriculado a alrededor de 312,000 estudiantes. Numerosos planteles estarán en proceso de reparación durante los próximos seis meses. Con sus altibajos inherentes, se han cerrado 254 instalaciones escolares.

Puerto Rico merece la oportunidad de que esta Reforma Educativa pueda llevarse a cabo de manera exitosa. Con mecanismos rigurosos de fiscalización y transparencia, el proceso debe permitir identificar a tiempo los ajustes que sean necesarios para mejorar.

Todos debemos aspirar a que el esfuerzo rescate al sistema escolar público del colapso en el que lo sumieron el partidismo, la falta de supervisión y la complacencia. La meta colectiva tiene que ser proveer educación de excelencia a nuestros niños y jóvenes. Así, la educación puertorriqueña podrá recuperar su rol como eje fundamental para el desarrollo económico y social de Puerto Rico.

💬Ver 0 comentarios