💬 0

La investigación sobre el Alzheimer es la esperanza

Para muchos pacientes y sus familias, la investigación científica sobre el Alzheimer constituye la esperanza de mejorar los esfuerzos de prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad que es la cuarta causa de muerte en Puerto Rico.

Research on Alzheminer's means hope

La asignación de $2,393 millones que los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) solicitaron al gobierno de Estados Unidos es necesaria para desarrollar tratamientos más efectivos contra esta condición neurodegenerativa, que ya se considera una epidemia de salud pública entre la población de mayor edad.

Las nuevas investigaciones facilitarían el diseño de programas que detecten mejor los casos en sus etapas tempranas y aporten mayor precisión en los diagnósticos y el tratamiento. Los hallazgos hasta el momento han permitido retrasar el avance de los daños a las zonas del cerebro que rigen la memoria, el pensamiento, el habla y la actividad física.

El Alzheimer suele comenzar después de los sesenta años de edad, lo que se valida en Puerto Rico. De acuerdo con el Departamento de Salud local, los mayores de 60 años constituyen el 98% de los casos reportados a la agencia. Cuando se distribuye la incidencia por género, resulta que el 65.3% de las personas que sufren la condición son mujeres. A fines de 2017 se habían registrado 17,295 casos, según el Departamento.

Ameritan estudio los factores que inciden en la recurrencia de trastornos degenerativos del cerebro en las mujeres, las que tienen una expectativa de vida más alta que los hombres. Las investigaciones sobre las variables asociadas a esa incidencia pueden ayudar en el desarrollo de tratamientos más efectivos y menos costosos. Estos abarcan desde medicamentos hasta las formas de cuidar al paciente.

La “American Association of Retired Persons” (AARP) ha identificado los tratamientos contra el Alzheimer entre los que más dinero cuestan al núcleo familiar y a los programas de salud como Medicare y Medicaid, superando al cáncer y otros padecimientos para los que no se ha encontrado una cura.

La entidad estima que, en promedio, las familias destinan cerca de $20,000 al año para la atención de los pacientes. La limitación de recursos de muchas familias en la isla les impide subvencionar ese gasto.

El creciente costo de atender a personas con este tipo de demencia, abona a la pertinencia de los estudios que realiza eI Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, que forma parte de los NIH. Los avances reportados se basan en centrar la investigación en los cambios biológicos en el cerebro, en lugar de en los síntomas, para llegar a diagnósticos más certeros y poner en vigor nuevas metodologías de terapias. Este enfoque también puede ayudar a redirigir el uso de los fármacos experimentales en las investigaciones clínicas.

Los fondos que solicitan los NIH para el año fiscal 2020 contemplan aumentos para investigaciones nuevas y para proyectos que produzcan propuestas de tratamiento de aquí al año 2025. Suponen también un aumento en la partida destinada a los programas para el paciente y su cuidador. Representan una avenida para ayudar a la persona que cuida al paciente, a enfrentar los cambios dramáticos de comportamiento y personalidad asociados a una enfermedad crónica, progresiva e irreversible.

Por ello es que las campañas de orientación a familiares, cuidadores y profesionales de la salud son fundamentales complementos de los estudios científicos.

El próximo 21 de septiembre muchos países celebrarán el Día Mundial del Alzheimer. Instituida por la Organización Mundial de la Salud, la ocasión provee para llevar a cabo actividades de concienciación y promoción del conocimiento sobre una enfermedad que toca a miles de personas en la isla.

Para promover una mejor calidad de vida de los pacientes y sus familias, ha llegado el momento de que se conceda el financiamiento y la atención de prioridad que este asunto amerita.

💬Ver 0 comentarios