💬 0

Predomina la solidaridad de los puertorriqueños

Puerto Rico ha entrado al 2020 apoderado de su fibra como pueblo solidario, dispuesto a actuar unido cuando más se necesita. Los movimientos telúricos de estas primeras semanas han remecido nuestros cimientos de país, físicos y mentales. Pero, junto al sentimiento de desasosiego, ha emergido nuestra esencia fraternal. Permitirle crecer cosechará frutos mayores.

Rápidamente tras el terremoto de la madrugada del 7 de enero, cientos de ciudadanos se movilizaron a zonas seguras sin intervención gubernamental, mostrando conciencia y determinación. Por iniciativa propia, miles de puertorriqueños han salido a la calle cargados de provisiones con la voluntad de llevar ayuda y consuelo a los damnificados. Las vías del sur se llenaron de caravanas con suministros para repartir por costas y montañas.

De forma improvisada, en la región más afectada otros puertorriqueños tampoco se han cruzado de brazos. Han dejado de ser extraños para integrar comunidades cobijadas por casetas de acampar sin necesariamente esperar a que llegue el gobierno. En patios de Yauco, y en otros lugares, vecinos se acompañan y organizan para compartir cuidos, alimentos y quehaceres. El gobierno ha contabilizado a miles de desplazados en refugios formales o informales.

Para unos y para otros, la compañía y la empatía, dar y recibir, han resultado en un reencuentro humano y de país.

Estas acciones ciudadanas confirman las coordenadas que marcaron a cientos de comunidades por toda la isla tras el desastre que dejó el huracán María hace más de dos años. Como entonces, aún por encima de las propias carencias, los puertorriqueños no han escatimado en extender la mano.

La movilización de la gente refleja, además, la desconfianza hacia las instituciones públicas regidas por el partidismo. Unos se distancian de los llamados a canalizar ayudas por las vías oficiales, otros de los refugios en los campamentos formales. Debe el gobierno tomar medidas edificantes para recuperar su credibilidad ante los ciudadanos.

Durante el verano pasado, miles de personas marcharon de forma espontánea, pero organizados en la paz y una sola voz, para lograr la renuncia de un gobernador al que le perdieron la confianza.

Este nuevo mapa social emplaza a las instituciones a reconfigurarse para facilitar la participación y la fuerza positiva desplegadas por los ciudadanos. Asimismo, el momento se ofrece como terreno fértil en la escalada de esfuerzos nuevos beneficiosos para todos.

Con la misma energía y determinación mostrada por tantos puertorriqueños en estos días, Puerto Rico puede generar proyectos económicos y sociales más justos y sostenibles. Hay que traducir esa activación en iniciativas agrícolas, en esfuerzos cooperativos y en nuevas formas de relación entre los ciudadanos y el Estado. Los niños, la mayoría víctimas de la pobreza, necesitarán espacios seguros para estudiar, particularmente en los pueblos del suroeste donde se afectaron escuelas. Los ancianos en la región, y por toda la isla, requieren cuidados y alivio en su soledad. La reconstrucción debe crear trabajos con salarios dignos. Y requerirá planificación informada y sensible.

El sentido de hermandad está en el carácter puertorriqueño. Por diversos factores, esa característica ha sido opacada demasiadas veces. Pero hoy las divisiones se muestran pequeñas ante la necesidad de actuar en respuesta al sufrimiento de hermanos. Los temblores se han sentido con distinta intensidad por toda la isla. Pero para quienes viven más lejos del epicentro, la responsabilidad de actuar ha sido la respuesta lógica. Sabemos que seguirá siéndolo.

Puerto Rico enfrenta un panorama nuevo en el 2020, uno que también incluye de forma destacada la solidaridad que corre por las venas de su pueblo. Tras años de intensas pruebas sociales, políticas y económicas sin precedentes, el catalítico de este resurgir han sido el desgaste de las estructuras políticas y el deseo de reconstruir las instituciones destinadas a servir a la gente. Las señales que el pueblo envía al comienzo de este año son semillas para lograrlo.

💬Ver 0 comentarios