💬 0

Reconocer la emergencia para proteger a la mujer

La gobernadora Wanda Vázquez Garced declaró el lunes que tiene bajo evaluación la propuesta, hecha hace meses por organizaciones feministas, de declarar un estado de emergencia ante la espantosa frecuencia de asesinatos por violencia de género en Puerto Rico.

Esta sería una medida apropiada para hacerle frente a estos viles crímenes y otras instancias de la violencia contra la mujer. Urgimos a la gobernadora Vázquez Garced a que dé este importante paso.

Una declaración de emergencia de violencia de género enviaría el potente mensaje de que nuestra sociedad no está dispuesta ya a tolerar más estas tragedias.

También abriría la puerta para que diferentes agencias del gobierno establezcan como prioridad el manejo de la violencia de género, trabajen al unísono en su prevención y en la atención a las circunstancias económicas, sociales y hasta culturales que la fomentan.

Este paso evidenciaría una política pública cónsona con el objetivo de fomentar la paz de las mujeres y en sus hogares, precisamente a los 30 años de la Ley 54 de Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica, que se cumplen mañana jueves.

En lo que va de 2019, ocho mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Las víctimas incluyen a Rosselly Cintrón Torres, asesinada por su pareja frente a su hijo encamado en Yauco, y a la niña Yomaira Hernández, quien murió tras ser rociada con gasolina y quemada por un adulto que supuestamente la tuvo en una relación de abuso. Las autoridades no han descartado que el asesinato de dos mujeres ocurrido este lunes en la madrugada en Cayey también tenga motivaciones de género.

Cada uno de estos crímenes, así como los 25 ocurridos en 2018 y que fueron más del doble de los acontecidos en 2017, hieren lo más profundo del alma puertorriqueña. Nos cubren de dolor y de horror, por lo brutal, lo frecuente y lo evitable. La respuesta tiene que ser inmediata y rotunda.

Desde finales del año pasado, el grupo Colectiva Feminista en Construcción presentó al entonces gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, una propuesta de declaración de emergencia que bien puede servirle de modelo a la actual ejecutiva Vázquez Garced. Esa propuesta incluye alianzas entre la Procuradoría de la Mujer y grupos que dan servicios a víctimas de violencia de género para llevar a cabo campañas de concientización masiva sobre las causas y las consecuencias de este problema.

Igualmente, propone que se capacite a maestros y maestras para reincorporar al currículo escolar de educación la perspectiva de género que incluya el “reconocimiento de manera explícita de la educación sobre estructuras familiares y orientaciones sexuales diversas”, y que se ordene a la Policía la creación de una división dedicada a la atención de casos de violencia de género o agresiones sexuales. Además, propone la creación de un comité interagencial, con participación ciudadana, que verifique y se asegure del cumplimiento de todas las iniciativas que se deriven de la declaración de emergencia.

El exgobernador Rosselló Nevares nunca quiso acceder a la petición de la Colectiva. Cuando era secretaria de Justicia, Vázquez Garced apoyó la postura de Rosselló Nevares. La violencia contra la mujer es un problema gravísimo que no se puede seguir siendo tratado con paños tibios. Hacen falta medidas articuladas para atenderlo.

Estamos ante una tragedia mayor que requiere que se declare la emergencia, para poder atender con premura y de manera coordinada las causas fundamentales del problema. Estas incluyen, entre otras, la educación de corte patriarcal y la falta de preparación de las autoridades de ley y orden para manejar estas situaciones.

Cada día que pasa sin que se atienda esta situación en toda su horrible magnitud, es un día en que nuestras madres, hermanas, hijas, vecinas pueden estar más cerca de una muerte cruel e inmerecida. No se puede esperar más.

💬Ver 0 comentarios