💬 0

Rehabilitar las represas no se puede relegar

Las fallas detectadas en las represas La Plata y Guajataca, a raíz del paso del huracán María por Puerto Rico, dejan como tarea ineludible asegurar la estabilización y reparación que sea necesaria en esas estructuras, así como acelerar el dragado, limpieza y reforestación de las cuencas hidrográficas.

Es imprescindible proteger a la población de cualquier falla relacionada a la falta de mantenimiento y atención de estas instalaciones, tanto para eventos de lluvia como en sequías. Por eso, urge evaluar si debe consolidarse el manejo y supervisión de esa infraestructura vital, actualmente repartida entre tres jurisdicciones porque en su origen tuvieron propósitos distintos.

La mayoría de los embalses son administrados por la maltrecha Autoridad de Energía Eléctrica. Datan de mediados del siglo pasado, cuando la entonces Autoridad de Fuentes Fluviales generaba energía en plantas hidroeléctricas. Seis - Carraízo, La Plata, Toa Vaca, Fajardo, Río Blanco y Cidra - son jurisdicción de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. Cerrillos y Portugués - de construcción reciente por el Cuerpo de Ingenieros - están adscritas al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales para mitigar inundaciones.

El paso del huracán María generó dos alertas que pudieron costar cientos de vidas. La apertura de las compuertas de la represa La Plata, en Comerío, provocó el desalojo de unas 500 personas la madrugada siguiente al golpe del huracán. No bien pasaron 48 horas del temporal, las autoridades desalojaron a más de 300 residentes cuenca abajo de la represa Guajataca, entre Isabela y Quebradillas, por una fisura de 24 pulgadas.

Tras una evaluación estructural de peritos sobre la grieta, que provocó un aviso de inundaciones repentinas del Servicio Nacional de Meteorología, las autoridades informaron que tomarán acciones provisionales “para tratar de salvar la represa”. Según el gobernador Ricardo Rosselló, el análisis indica que, aunque la fisura es grave, se creará una especie de dique con sacos de arena que aguante el flujo de agua. Contrario a otros embalses que son de concreto, la represa de Guajataca está hecha de tierra comprimida.

Será importante conocer si está activo el grupo interagencial de seguridad de represas, conocer sus informes y otras recomendaciones acerca de la situación de todos los embalses de la Isla y lo que requieren. No es la primera vez que se detectan fallas en esas instalaciones durante periodos críticos. Queda saber si se pusieron en vigor planes de reparaciones y de mantenimiento sistemático de esas estructuras construidas hace décadas.

En 2016, un reporte federal advirtió sobre la vulnerabilidad de la represa del lago de Patillas, que ubica próximo a una falla geológica. Expertos del gobierno estadounidense han señalado que, de registrarse un sismo fuerte, es susceptible a daño severo y pondría en peligro comunidades cercanas.

Daños serios en represas como La Plata, en cuyos márgenes viven unas 30,000 personas, exponen a peligros serios a grandes poblaciones. En junio de 2015, las autoridades efectuaron un simulacro de colapso en esa estructura, ensayaron el desalojo de personas en la zona y la potencial movilización que requeriría ese tipo de emergencia.

Los simulacros ayudan, pero urge un plan de reparaciones y mejoras para todos los embalses. Además, es necesario evaluar si dragar resuelve la severa sedimentación en los lagos, ahora repletos de los escombros arrastrados por las intensas lluvias, entre otros aspectos que limitan la adecuada operación de estas reservas de agua.

También es preciso conocer el estado de los sistemas de alarmas para los residentes de zonas cercanas a los embalses. El sonido de las sirenas puede representar la diferencia entre la vida o la muerte para esas familias en caso de apertura urgente de compuertas y, en casos extremos, ante un eventual colapso de las represas.

En el replanteamiento del país que necesitaremos formular tras la catástrofe dejada por el huracán María, la creación de una estrategia integrada para asegurar la seguridad y eficiencia de las represas es una tarea inaplazable.

💬Ver 0 comentarios