💬 0

Robustecer el caudal público remitiendo el IVU

El gobierno de Puerto Rico tiene a la mano mecanismos para lograr que todos los comercios cumplan con remitir al Departamento de Hacienda el cobro del Impuesto sobre Ventas y Uso, cuya tasa de captación urge aumentar para fortalecer las arcas públicas.

El Departamento de Hacienda reveló que ha identificado 790 comercios que incumplen disposiciones del Código de Rentas Internas, principalmente con aspectos relacionados con el IVU. El renglón de restaurantes adeuda $40 millones por concepto de este tributo que en la actualidad es de hasta 11.5%.

Es preciso que llegue al fisco la contribución que el consumidor paga en los negocios, en cumplimiento con la ley y en atención a la estrategia para equilibrar las finanzas gubernamentales. La tasa de captación de ese impuesto no ha superado el 65%, en detrimento de la salud de las finanzas del país.

El Estado puede castigar con multas y otras penalidades las violaciones probadas de retención indebida del IVU. Debe desalentar el exceso de concesiones o planes de pagos como respuesta al incumplimiento craso del pago de impuestos. En la presente precariedad económica, es más urgente que nunca fortalecer los recaudos que respalden las metas fiscales.

El Departamento de Hacienda puede reforzar los avisos inmediatos para los establecimientos que se atrasan en depositar los pagos del IVU y tomar acción rápida y puntual ante el incumplimiento.

Conviene considerar las estrategias de sistemas exitosos como el del Servicio de Rentas Internas de los Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés). La agencia federal emite mensajes categóricos ante los impagos o atrasos, para subrayar las serias repercusiones asociadas al incumplimiento. Sus acciones firmes ante el incumplimiento se traducen en alto respeto a un sistema cuyos registros electrónicos emiten regularmente avisos automáticos de cobro y otros asuntos.

El Departamento de Hacienda ha trabajado en la uniformidad de sus archivos y sistemas electrónicos, los que operaron de forma fragmentada por décadas. Hoy, el Sistema Unificado de Rentas Internas (SURI), producto de la integración y del avance tecnológico, permite agilizar la administración de los impuestos e ingresos, y facilita el cumplimiento de la responsabilidad contributiva, de acuerdo con la agencia.

En SURI se administran los distintos aspectos relativos al IVU. Además, desde el pasado año permite el manejo de arbitrios, la retención en el origen, así como solicitudes o renovaciones de licencias de rentas internas, herencia y donaciones.

Peritos destacan que este sistema debe tener la capacidad de programación para emitir avisos de incumplimiento y reclamaciones de pagos a todo contribuyente en posible situación de violación a las leyes tributarias. Así lo hacen el IRS y los sistemas de captación de tributos de otras jurisdicciones.

Por otro lado, asegurar el cumplimiento de los comercios rezagados en la entrega del IVU ayudaríaa evitar que estos sufran mermas en auspicios, si los consumidores apoyan preferencialmente a los que cumplen con la ley.

Mientras, luce atinada la política de las autoridades de Hacienda de identificar a los negocios que cumplen con el IVU, lo que les permite cobrar una tasa reducida del 7% a los consumidores de alimentos preparados.

La evasión contributiva, en todas sus vertientes, impide que el gobierno cumpla a tiempo con los pagos a proveedores de bienes y servicios. Además, limita la inversión en la construcción o mantenimiento de instalaciones públicas y afecta de forma negativa los servicios a los ciudadanos.

El gobierno cuenta con las herramientas tecnológicas para combatir con éxito la evasión del IVU. El paso próximo debe ser armonizar esos instrumentos con las exigencias fiscales del presente, con el objetivo de fortalecer el caudal público en ruta a la revitalización económica de Puerto Rico.

💬Ver 0 comentarios