💬 0

Una prioridad mayor el esclarecer los crímenes

Reconocemos el valor de la iniciativa del gobernador Alejandro García Padilla, pero le advertimos que para reclutar a los integrantes de la nueva división es imprescindible que se tome en cuenta, no sólo la preparación académica y la experiencia de los candidatos, sino también su récord de esclarecimiento de crímenes.

Estaremos vigilantes al progreso del grupo, cuyo mando ha sido otorgado al teniente primero Ferdinand Acosta Prosper, de quien se destacó que fue uno de los investigadores del asesinato de Georgina Ortiz, esposa del exjuez asociado del Tribunal Supremo Carlos Irizarry Yunqué, una pesquisa sobre la cual se señalaron serias omisiones en la recopilación de evidencia. Como se sabe, por ese crimen se acusó a una empleada del matrimonio que resultó eventualmente absuelta por un jurado.

El teniente Acosta Prosper, cuya dedicación no cuestionamos, también investigó el asesinato de una mujer y sus dos hijos en el residencial San Juan Park, que se le imputaron inicialmente a un agente de la Policía que fue arrestado, pero nunca pudo ser vinculado con evidencia al triple crimen.

Confiamos en que el teniente Acosta Prosper, graduado de Justicia Criminal y de la Academia del FBI, logre conformar un grupo de investigadores de primer orden que mejore sustancialmente la tasa de esclarecimientos, que según el gobernador está ahora en un 53 por ciento.

Si ese porcentaje es correcto, ciertamente representaría un gran avance respecto a años anteriores, en los que cada vez menos delitos tipo I, especialmente los asesinatos, se resolvían anualmente.

En el 2008, según datos de la Cámara de Representantes, la tasa de esclarecimiento de asesinatos era del 59%, lo que reflejaba una recuperación en relación al decenio anterior, pero en 2012, bajó dramáticamente a alrededor del 30%.

Según estadísticas de la Oficina de Administración de Tribunales y de la Policía, en los 10 años comprendidos entre 2001 y 2011 se registraron 8,747 asesinatos, de los cuales apenas 3,157, equivalente al 36%, fueron procesados judicialmente.

En el 2011, según los números de la Policía, se registraron 1,136 asesinatos, 132 más que en el 2012, cuando hubo 1,004. En el 2013, de acuerdo al exsuperintendente James Tuller Cintrón, el número de asesinatos descendió en un 12%, a 883. Al 12 de junio de este año, la Policía tenía 305 asesinatos registrados.

La nueva división especializada de la Policía se hará cargo de los nuevos casos de crímenes de alto perfil que ocurran en el País, entre los que el gobernador incluyó los asesinatos múltiples, los que involucren a niños y los motivados por “organizaciones criminales peligrosas”, aunque también se ocupará de los que llevan años sin resolverse.

Entre estos casos figura el triple asesinato de San Juan Park, el del presidente de Doral Bank y el del exprocurador de menores Antonio Barceló Jiménez y sus dos hijas. El caso del asesinato del niño Lorenzo González Cacho no fue incluido de momento, pero no se descartó que pase también al grupo élite.

La incidencia criminal en el País requiere atención inmediata, por lo que la nueva División de Crímenes Mayores de la Policía debe contar no sólo con los mejores agentes en el área de investigación criminal, sino también con los recursos más avanzados para que puedan realizar su labor de manera efectiva.

Combatir la impunidad de la que hoy día disfrutan los criminales y hacerles justicia a sus víctimas no es cosa de juego. El País reclama acción prioritaria y seria, y no espera menos de esta iniciativa.

💬Ver 0 comentarios