💬 0

Unidos en la meta de frenar los contagios

Ahora que el gobierno confirma tres casos positivos de coronavirus en Puerto Rico, toda la sociedad tiene que unirse en el propósito de frenar los contagios. En breve, comenzaremos a tener un aproximado del nivel de expansión de esta pandemia en nuestra isla. La situación requiere de todos calma, precauciones y solidaridad. También impone desentenderse de rumores y atender solo las fuentes oficiales.

Las plataformas informativas digitales han mostrado lo disruptivo de esta pandemia en la vida de los ciudadanos en otros países, tanto como en sus actividades sociales y económicas. Asimismo, han permitido constatar las respuestas que han resultado efectivas, y las formas creativas en que la gente en otros países ha procurado ayudarse y mantener el buen ánimo colectivo.

Hasta el momento, la tendencia informada en el mundo mantiene en un 80% los casos de contagios que recuperan satisfactoriamente. Las estadísticas indican que el 15% presenta complicaciones y la incidencia de muerte es del 5%. Por lo general, los fallecidos fueron personas con otras complicaciones de salud.

Estas cifras ayudan a poner en contexto y ganar conciencia de la importancia de proteger a las personas más vulnerables, en particular los adultos mayores y aquellas con padecimientos crónicos. El conocimiento apodera. Está en manos de cada uno las medidas de higiene y el cuidado que todos debemos ejercer por el bienestar propio y de los otros.

El coronavirus cambiará la forma en que nos relacionamos, trabajamos, compramos, nos entretenemos o vamos de paseo, pero no debe cambiar nuestra esencia humana. Requerirá colaboración con las disposiciones de gobierno asociadas al estado de emergencia. Exigirá disciplina en la higiene, que ha mostrado ser efectiva.

En su ingenuidad, los niños pueden ser vehículo silente de transmisión, por lo que resguardarlos y mantener sus espacios de juego y estudios esterilizados apremia. Para ellos y los jóvenes será preciso buscar formas de entretenimiento que les permita disfrutar su etapa de vida en este periodo difícil, mientras evitan contacto físico con otros y lugares con potencial de propagación.

El personal médico, de enfermería, radiología y laboratorios, así como los demás trabajadores del área de la salud deben contar con el equipo necesario para cumplir su misión con sensibilidad y profesionalismo. Todos debemos cooperar con el personal sanitario en sus esfuerzos por ayudar a restablecer la salud de los pacientes.

Los centros de trabajo donde sea imprescindible asistir personalmente deben tener la seguridad y salud de todos sus recursos como prioridad máxima.

Aunque era previsible, confirmar que el coronavirus está presente en la isla puede aumentar el estrés en una población con altos niveles de ansiedad tras los eventos naturales de los pasados tres años. La lluvia de información y las recomendaciones de aislamiento pueden provocar en muchos, también, tristeza, soledad y depresión. Nuestro país tiene índices insostenibles de enfermedades mentales, muchas sin tratar, que pueden agudizarse en este periodo nuevo para todos. Sin abandonar las recomendaciones para procurar la protección propia y de los otros, nos toca buscar vías de acompañar y abonar al bienestar de estos hermanos.

Ante la necesaria suspensión de clases, es preciso tener en cuenta que, ante los altos niveles de pobreza infantil, muchos niños tienen como único alimento lo que reciben en los comedores escolares. También nuestros viejos, de los cuales muchos viven solos, necesitarán tener una buena alimentación y cuidados adecuados.

En tanto, el gobierno, el sector privado y las organizaciones sin fines de lucro tienen que hacer frente común para asegurar que la isla reciba del gobierno federal los recursos que necesitará para paliar esta crisis social y económica.

Si algo caracteriza al pueblo puertorriqueño es su alegría, su creatividad y, más que nada, sus profundos valores humanos. Con esta riqueza interna, con prudencia y con información fidedigna, superaremos el desafío que el coronavirus presenta al mundo.

💬Ver 0 comentarios