Kenneth McClintock
💬

Estadidad sí o no: el referéndum de Héctor y Ricardo

Hace casi seis años, dos amigos propusieron un referéndum estadidad sí o no, sin tapujos ni condiciones. Faltando días para que concluyera la administración de Luis Fortuño y comenzara la de Alejandro García Padilla, el entonces presidente del Partido Popular Democrático, licenciado Héctor Ferrer y el doctor Ricardo Rosselló Nevares le escribieron al gobernador electo proponiendo que los puertorriqueño contestáramos una sola pregunta: estadidad: sí o no.

Se me hace difícil analizar una propuesta hecha por un amigo que ya no puede comentar sobre la misma y otro amigo que ha pasado de la perspectiva de líder cívico activo a la de gobernador y presidente de mi partido.  Sin embargo, dentro del contexto de las declaraciones del congresista Rob Bishop, presidente saliente de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de nuestro país, esa propuesta histórica no puede ignorarse.

La propuesta es histórica porque fue hecha por  figuras adversarias, representativas de su generación en los partidos principales que han recibido consistentemente el apoyo de más del 80% del pueblo por el pasado medio siglo.  Es histórica porque la suscribía el presidente del partido que durante la mitad de ese medio siglo que ha estado en el poder nunca ha celebrado un referéndum de status.  Es histórica porque, aún conociendo los resultados robustos que obtuvo tanto la oposición al status quo como el apoyo a la estadidad semanas antes, Héctor Ferrer se atrevió a apoyar un referéndum que planteara la simple pregunta que se le planteó antes a territorios que nos precedieron, “estadidad: sí o no?”.

¿Tiene esa propuesta precedentes? Sí.  A los electores de los territorios que consideraban solicitar admisión a la unión nunca se le preguntó, como primer paso, otra cosa que no fuera estadidad sí o no.

¿Cómo aventaja la propuesta al PPD que presidía Héctor?  Permitía que todas las fuerzas anti-estadistas pudieran agruparse bajo una sola sombrilla para tratar de hacer cantos de la estadidad.  ¿Cómo aventaja la propuesta al PNP en que militaba entonces y preside ahora Ricardo?  Permitía que el foco de atención de la campaña fuera sobre nuestro ideal, la estadidad, y no sobre propuestas fantasiosas  que han formulado tanto pepedés, como el “ELA fuera de la cláusula territorial”, como pipiolos, con su independencia con ciudadanía transmisible.

La estadidad no es alcanzable si una mayoría del pueblo no la abraza, no en un momento dado, sino en todo momento.  Los estadistas tenemos que vivir la estadidad y demostrar su apoyo en todo momento.

Preguntarle a Bishop por qué ahora y no antes no debe ser el “issue”.  Los estadistas necesitamos todo el apoyo que pueda surgir en las filas de ambos partidos nacionales.  Necesitamos convencer y atraer, no criticar ni rechazar.  Este es el momentopara echar pa’lante la propuesta Ferrer-Rosselló que comenzó a fermentar hace casi seis años.  Estadidad sí o no; legislado en Puerto Rico; avalado por el Departamento de Justicia federal y financiado por el Departamento del Tesoro federal.



Otras columnas de Kenneth McClintock

jueves, 6 de agosto de 2020

¿Listos los confinados para votar mañana?

Cumplo con mi responsabilidad de alertar a los confinados que estaremos participando de una casi desconocida elección especial, dice Kenneth D. McClintock

viernes, 10 de julio de 2020

Debate insípido de promesas sin recursos

Fuera de un contraste sobre el status, ninguno de los tres precandidatos realmente logró crear otros contrastes ni inspirar al elector pepedé común y corriente, escribe Kenneth D. McClintock Hernández

miércoles, 17 de junio de 2020

Un presupuesto de consenso para Puerto Rico

Si en o antes del jueves 24 de junio nuestros legisladores aprueban un presupuesto certificable, el PNP habrá demostrado que es capaz de sacar a Puerto Rico de PROMESA, escribe Kenneth McClintock