El Proyecto Neptuno, de Aston Martin, fue confeccionado en conjunto con Triton Submarines, con sede en Florida. (horizontal-x3)
El Proyecto Neptuno, de Aston Martin, fue confeccionado en conjunto con Triton Submarines, con sede en Florida. ( Suministrada)

Es la única vez que usted querrá poner su Aston Martin bajo el agua.

El fabricante de automóviles británico dio a conocer su primer diseño sumergible en el Monaco Yacht Show. Apodado Proyecto Neptuno, es un vehículo de tres personas con pontones de plata tipo cuchillas y una cabina de burbuja acrílica para maximizar las vistas bajo el agua.

Aston Martin espera que el submarino estará disponible en aproximadamente un año y tendrá un precio de alrededor de $4 millones, dijo a Bloomberg el jefe creativo de la compañía, Marek Reichman. A modo de comparación, un DB11 con motor V8 cuesta casi $200,000.

Reichman dijo que la compañía planea fabricar no más de una docena de los sumergibles por año. "Si usted piensa en Aston Martin, somos una marca muy exclusiva", dijo. "En 100 años, hemos fabricado solo 80,000 autos".

Neptuno es una colaboración entre Aston Martin Consulting, brazo de consultoría de diseño de la compañía, y Triton Submarines, con sede en Florida, que ha estado fabricando sumergibles de lujo por poco más de una década.

El modelo se basa en la plataforma Low Profile (LP) de Triton, específicamente diseñada para superyates. Con solo 5.9 pies de altura y cerca de 8,800 libras, es el submarino más ligero y más pequeño de tres personas en producción en el mundo, de acuerdo con la compañía. Es capaz de bucear a 1,640 pies y alcanzar velocidades de 4 millas por hora. También tiene acondicionador de aire.

Aston Martin ha ido expandiéndose gradualmente hacia otras áreas de lujo. El año pasado dio a conocer la AM37, una lancha motora creada con arquitectos navales de Quintessence Yachts y Mulder Design. También se ha asociado con G&G Business Developments con sede en Miami para Aston Martin Residences, un proyecto de condominio frente al mar de 400 unidades en el centro de Miami.

Reichman dijo que la compañía había hecho una investigación extensa sobre qué, además de autos, buscan comprar las personas de alto poder adquisitivo. Como era de esperar, a muchas les interesa la navegación.

"Esas personas de superyates, lo que quieren experimentar está cambiando", indicó. "Se trata de tener alguna otra forma de entretener a sus invitados".


💬Ver 0 comentarios