Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)
Los creadores de Brain Gym postulan que la facilidad o dificultad con que se puedan ejecutar los movimientos es un reflejo de cuán adecuada es la comunicación entre los dos hemisferios del cerebro. (Foto: Suministrada)

La mayoría de los niños llegan a la escuela luego de prepararse con rapidez en la mañana, después de comer un desayuno frecuentemente no muy saludable. Entonces, pasan un buen rato en el carro en medio del tráfico mientras se conectan con un juego electrónico o vídeo que no les ayudará a llegar enfocados al salón de clases.

En su mayoría, los niños no llegan al salón de clases listos para aprender y es un reto para el maestro estimular sus cerebros, teniendo que hacer malabares. Sin embargo, muchas escuelas y centros de terapias en alrededor de 40 países han incorporado una rutina de movimientos conocidos como Brain Gym, que han sido sumamente exitosos para estimular el aprendizaje en los niños. La serie de ejercicios Brain Gym, una marca registrada, fue desarrollada por Paul y Gail Dennison cerca del 1970 con el objetivo de aumentar la memoria y las destrezas académicas en niños con problemas de aprendizaje para que pudieran aprender más rápido y estar más enfocados y organizados.

Actualmente, se recomiendan estos ejercicios para cualquier persona desde los 4 a los 100 años que quiera preparar su cerebro y su sistema nervioso para aprender en áreas tan diversas como la intelectual, la académica, la creativa o la deportiva.  Cada ejercicio o movimiento está diseñado para estimular un área del cerebro y las destrezas asociadas a esta.


¿Cuáles son las destrezas que desarrollan estos ejercicios?

* Coordinación ojo-mano, es importante para escribir y copiar

* Coordinación ojo-mano-pie para desarrollar el sentido de orientación

* Memoria

* Lectura y comprensión

* Atención, enfoque, concentración

* Conciencia espacial

* Coordinación de izquierda derecha

* Percepción visual

* Equilibrio, coordinación

* Organización y planificación

Los creadores de Brain Gym postulan que la facilidad o dificultad con que se puedan ejecutar los movimientos es un reflejo de cuán adecuada es la comunicación entre los dos hemisferios del cerebro.

Los ejercicios surgieron por una serie de investigaciones de especialistas en el desarrollo, que han encontrado que el movimiento físico es un facilitador para aprender. El doctor Dennison postula que el movimiento es la puerta para el aprendizaje y que las conexiones neurales en el cerebro se desarrollan a través del movimiento. Partiendo de esta premisa, los ejercicios de Brain Gym son una forma de calistenia cerebral, un calentamiento del cerebro para prepararlo para aprender.


¿Qué beneficios reportan los maestros en términos de desempeño escolar?

Los maestros han reportado progreso en las áreas de atención, una mejor actitud para aprender, una mejor ejecución en las tareas en general y una mejor conducta.


¿Cómo son los ejercicios?

El primero de los ejercicios es un "gateo cruzado" que se hace de pie o sentado. Para el mismo se mueven alternadamente un brazo y la pierna opuesta mientras los ojos se mueven de izquierda a derecha siguiendo los brazos. Este ejercicio estimula los dos hemisferios cerebrales simultáneamente y ayuda en el desarrollo de las destrezas de lectura, escritura, comprensión y coordinación.

La rutina de los ejercicios toma no más de 1.0 minutos. En el Centro Tomatis de Puerto Rico en San Juan hemos incorporado estos ejercicios con todos los niños de edad escolar, sobre todo con los que participan de nuestro programa para niños con dislexia o dificultades con el aprendizaje de la lectura o escritura. Los ejercicios son simples y a los niños les agrada realizarlos. Los resultados han sido palpables, así como lo han sido en miles de escuelas y centros de terapia alrededor del mundo que invierten 10 minutos cada día en una gimnasia que ayudará a los estudiantes para preparar sus cerebros para la tarea más importante: aprender.


La autora es patóloga del habla y lenguaje y directora del Centro Tomatis de Puerto Rico en San Juan. El Centro Tomatis de Puerto Rico es una institución terapéutico-educativa que utiliza los programas modalidades y técnicas de terapia más efectivas, como la terapia sensorial auditiva Tomatis, el programa Lindamood Bell, la terapia oral-motor, la terapia para apraxia del habla infantil y la de narrativa, para ayudar a niños y jóvenes con diversos desórdenes de desarrollo o diagnósticos a superar muchas de sus  dificultades. Ha desarrollado un programa integrado e intensivo para niños con autismo, problemas de lectura y escritura, apraxia del habla infantil y para prescolares con implante coclear. Para información, llama al 787-774-1163 o al 787-774-1164, o escribe al correo electrónico [email protected]


💬Ver 0 comentarios