Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Prueba genética (horizontal-x3)
Se trata de una prueba sencilla, pero aporta información crucial para el diagnóstico y su eventual tratamiento. (Shutterstock.com)

¿Cuáles son las causas, posibles tratamientos o si alguno de tus otros hijos podrían padecerlo también? Son algunas de las interrogantes más comunes que les surgen a los padres cuando conocen que su niño podría estar padeciendo algún trastorno del espectro autista. 

De acuerdo con la presidenta del Colegio deTecnólogos Médicos de Puerto Rico, licenciada Omaris Laureano, las pruebas de sangre genéticas son clave a la hora de establecer un diagnóstico y responder cada una de estas inquietudes. “Estas pruebas permiten que los médicos puedan identificar genes defectuosos o carencias de genes en el individuo, lo que permite confirmar la presencia de los trastornos del espectro autista y problemas en el desarrollo proporcionando un diagnóstico e intervención más tempranos permitiendo una mejora significativa en la evolución de estos pacientes”, expresó mediante un comunicado.

El reto clínico del autismo es que los síntomas o comportamientos se pueden confundir con otras condiciones relacionadas al aprendizaje y se alarga en muchos casos el tiempo de intervención. De aquí la importancia de las pruebas genéticas.

Según destacó, con una simple muestra de sangre, se lleva a cabo un análisis completo del genoma y en menos de diez días, permite la detección rápida y fiable de alteraciones genéticas. Es una prueba sencilla, pero aporta información crucial para el diagnóstico y su eventual tratamiento. 


💬Ver 0 comentarios