Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)
Utilizar modificación de conducta castigándolo para que se acuerde de tragar no va a solucionar el problema, ni es justo para el niño, porque su problema no es uno de conducta. Decirle constantemente que cierre la boca y trague la saliva en nada le ayuda

Al ver por primera vez a Jaimito llama la atención que a sus 4 años siempre tiene un babero puesto sobre la camisa, aunque no esté comiendo en ese momento. Su mamá explica que le pone un babero porque si no se le moja la camisa con su propia saliva y se puede enfermar. Aunque eso es una buena alternativa para evitar un resfriado, no le resuelve el problema. ¿Qué se puede hacer para ayudar a Jaimito?


💬Ver 0 comentarios