Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Factor metabolismo al bajar de peso. (horizontal-x3)
Conocer la tasa metabólica es importante para establecer un tratamiento personalizado cuando vamos a iniciar un proceso de pérdida de peso. (Shutterstock.com)

¿Crees que tienes el metabolismo lento? Conocer la tasa metabólica es importante para establecer un tratamiento personalizado cuando vamos a iniciar un proceso de pérdida de peso. La tasa metabólica se expresa en porcentajes y es una herramienta para diagnosticar si el paciente tiene el metabolismo lento, normal o rápido en comparación con personas de su misma edad, estatura, género y peso.

El estudio clínico que mide la tasa metabólica y el gasto de calorías se conoce como calorimetría indirecta. La calorimetría indirecta mide cuánto oxígeno el organismo exhala versus cuánto inhala. Este intercambio resultará en un consumo neto de oxígeno. Basado en esta utilización de oxígeno se obtiene una medida exacta de las calorías que la persona gasta en estado de reposo y el nivel metabólico.

¿Cómo se realiza esta prueba?

El examen es sumamente sencillo y cómodo para el paciente. Consiste en sentarse durante 10 minutos en una butaca reclinable y se le coloca al paciente una boquilla no invasiva que estará conectada a un tubo por donde pasará la respiración hacia la máquina. En este tiempo, el equipo estará midiendo el oxígeno y procesando los datos. El paciente debe estar en ayuna, no haber realizado actividad física y abstenerse de cafeína y alcohol al menos 4 a 12 horas antes.

Las respuestas que se obtienen de este estudio ayudarán al paciente a tener más confianza en el tratamiento que se le ha diseñado para perder peso. Muchos pacientes han intentado múltiples tratamientos sin éxito y esto les ha llevado a asumir que tienen el metabolismo lento. Este estudio nos provee la información necesaria para validar o descartar este pensamiento. En el reporte impreso se incluye la tasa metabólica del paciente. Además, se presentan las calorías que gasta el organismo en reposo, las que necesita para perder peso y las que necesita para el mantenimiento de peso.

La interpretación de la data obtenida de este estudio, al igual que el historial médico y otros datos clínicos, serán utilizados para establecer un diagnóstico relacionado al metabolismo, diseñar un tratamiento individualizado para la obesidad y recomendar estrategias específicas para corregir un metabolismo lento.

Adaptar el tratamiento nutricional al tipo de metabolismo del paciente es una decisión que nos acerca a un tratamiento exitoso contra la obesidad y el sobrepeso. La Academia de Nutrición y Dietética recomienda el uso de la calorimetría indirecta en la intervención y tratamiento para el manejo de peso. Otras personas que se benefician de este estudio son aquellas que interesan aumentar de peso, atletas, embarazadas y personas que desean mantener su peso.

La autora es nutricionista y dietista. Para información, accede a www.yesnutritioncenter.com.


💬Ver 0 comentarios