Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Vacunación (horizontal-x3)
Los CDC recomiendan que las niñas de 11 a 12 años de edad reciban dos dosis de la vacuna contra el VPH para proteger contra los cánceres causados por este virus. (Shutterstock.com)

En Puerto Rico, según reporta el Departamento de Salud, el 77 % de nuestras niñas tienen la primera dosis administradas. Es preocupante que no se estén completando la serie de vacunas, ya que no logramos la protección completa. La recomendación de la misma es que quienes tienen admistrada la de 4 cepas reciban las tres dosis y las que comienzan su serie entre los 11 a los 14 año solo se administraran dos dosis de la nueva vacuna. Solo el 49 % de nuestras niñas tienen las dosis completadas. En los varones solo el 27 % tiene las tres dosis.

Hay una vacuna disponible para prevenir los tipos de virus del papiloma humano (VPH) que causan tanto la mayoría de los cánceres de cuello uterino, como algunos de los cánceres de ano, vulva (área alrededor de la abertura de la vagina), vagina y orofaringe (parte posterior de la garganta, incluidas la base de la lengua y las amígdalas). La vacuna también previene los tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales.

¿Por qué es importante la vacuna contra el VPH?

El VPH genital es un virus común que se transmite de persona a persona por el contacto directo con la piel durante la actividad sexual. La mayoría de las personas sexualmente activas contraerá el VPH en algún momento de su vida, aunque la mayoría de ellas ni siquiera lo sabrá. La infección por el VPH es más frecuente al final de la adolescencia y a comienzos de los veinte años. 

Existen unos 40 tipos de VPH que pueden infectar las zonas genitales de los hombres y las mujeres. La mayoría de los tipos de VPH no causan síntomas y desaparecen por sí mismos. Pero algunos pueden causar cáncer de cuello uterino en las mujeres y otros cánceres menos frecuentes como los de ano, pene, vagina, vulva y orofaringe (parte posterior de la garganta, incluidas la base de la lengua y las amígdalas). 

Otros tipos de VPH pueden causar verrugas en el área genital del hombre y de la mujer llamadas verrugas genitales. Estas verrugas no son mortales, pero sí pueden causar estrés emocional y su tratamiento puede ser muy incómodo. En los Estados Unidos cada año cerca de 12,000 mujeres reciben un diagnóstico de cáncer de cuello uterino y unas 4,000 mueren por causa de esta enfermedad. Casi el 1% de los hombres y mujeres que tienen relaciones sexuales en este país tienen verrugas genitales en algún momento de sus vidas.

¿Cuáles jóvenes o mujeres deben vacunarse contra el VPH?

Los CDC recomiendan que las niñas de 11 a 12 años de edad reciban dos dosis de la vacuna contra el VPH para proteger contra los cánceres causados por este virus. También se recomienda para las niñas y mujeres entre 13 y 26 años que todavía no hayan recibido la vacuna o completado todas las dosis; la vacuna contra el VPH también se puede administrar a niñas de 9 años de edad en adelante.

¿Las mujeres sexualmente activas obtendrán beneficios de la vacuna?

Lo ideal sería que las mujeres se vacunaran antes de que comiencen su actividad sexual y estén expuestas al VPH. Las mujeres sexualmente activas también se pueden beneficiar de la vacuna, pero quizás en menor escala. Esto se debe a que ya pueden haber estado expuestas a uno o más de los tipos de VPH contra los que protege la vacuna. Sin embargo, son pocas las mujeres jóvenes sexualmente activas que están infectadas con todos los tipos de VPH contra los que protege la vacuna; por lo tanto, la mayoría de las mujeres jóvenes todavía se pueden beneficiar con la protección que ofrece la vacuna.

¿Se puede administrar esta vacuna a mujeres embarazadas?

La vacuna no se recomienda para las mujeres embarazadas. Se ha mostrado en estudios que la vacuna contra el VPH no causa problemas para los bebés nacidos de mujeres que recibieron la vacuna cuando estaban embarazadas, pero todavía se necesita más investigación. Las mujeres embarazadas no deben recibir ninguna dosis de la vacuna contra el VPH hasta que el embarazo llegue a su término.

Vacunarse contra el VPH durante el embarazo no es razón para considerar terminar el embarazo. Si una mujer se da cuenta de que recibió una o más inyecciones de la vacuna contra el VPH durante su embarazo, debe esperar hasta después del embarazo para completar las dosis que falten de dicha vacuna.

¿Deben las niñas y las mujeres hacerse la prueba de detección del cáncer de cuello uterino antes de vacunarse?

Las niñas y las mujeres no necesitan hacerse la prueba del VPH o el Papanicolaou para determinar si deben vacunarse. Sin embargo, es importante que las mujeres no dejen de hacerse la prueba de detección de cáncer de cuello uterino, aun después de haber recibido todas las dosis recomendadas de la vacuna. La razón es que la vacuna no protege contra todos los tipos de cáncer de cuello uterino.

¿Qué tan eficaces son las vacunas contra el VPH?

La vacuna contra el VPH se centra en los tipos de VPH que más comúnmente causan cáncer de cuello uterino y que pueden causar algunos de los cánceres de vulva, vagina, ano y orofaringe. También protege contra los tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales. La vacuna es muy eficaz para prevenir los tipos de VPH objetivo, así como los problemas de salud más comunes que estos causan.

Es menos eficaz para prevenir las enfermedades relacionadas con el VPH en las mujeres jóvenes que ya han estado expuestas a uno o más de los tipos de VPH. Esto se debe a que previene el VPH antes de que la persona se exponga al virus. La vacuna no sirve para tratar las infecciones por el VPH ya existentes ni las enfermedades relacionadas sino para prevenir las mismas.

¿Cuánto dura la protección de la vacuna?

Las investigaciones indican que la protección que ofrece la vacuna es de larga duración. Los estudios actuales que han hecho seguimiento por seis años a personas vacunadas, no muestran evidencia de que la protección disminuya con el tiempo.

¿Contra qué no protege la vacuna?

No protege contra todos los tipos de VPH; por lo tanto, no prevendrá todos los casos de cáncer de cuello uterino. Debido a que la vacuna no prevendrá algunos cánceres de cuello uterino, será importante que las mujeres no dejen de hacerse las pruebas de detección. Esta vacuna tampoco previene otras infecciones de transmisión sexual (ITS). De manera que sigue siendo importante que las personas sexualmente activas disminuyan su riesgo de contraer otras ETS.

¿Qué tan segura es la vacuna contra el VPH?

La vacuna contra el VPH cuenta con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. Los CDC aprobaron esta vacuna como segura y eficaz. La vacuna ha sido estudiada en miles de personas en todo el mundo, y los estudios no han generado preocupaciones de seguridad graves. Los efectos secundarios reportados en estos estudios fueron leves, como dolor en el lugar donde se administró la inyección, fiebre, mareos y náuseas. La seguridad de dichas vacunas sigue siendo observada por los CDC y la FDA. Más de 60 millones de dosis de la vacuna contra el VPH se distribuyeron en los Estados Unidos hasta marzo del 2014.

Los desmayos, que pueden ocurrir después de cualquier procedimiento médico, también se han presentado después de la vacunación contra el VPH. Estos desmayos son más frecuentes entre adolescentes. Dado que pueden causar caídas y lesiones, los adolescentes y adultos deben estar sentados o recostados mientras se les administra la vacuna. Sentarse o recostarse por unos 15 minutos después de la vacunación puede ayudar a evitar los desmayos.

¿Por qué la vacuna contra el VPH solo se recomienda para las mujeres hasta los 26 años?

En la actualidad no se recomienda la vacuna contra el VPH para las mujeres mayores de 26 años. Los ensayos clínicos han mostrado que, en general, esta vacuna protege muy poco o no ofrece protección a las mujeres contra las enfermedades relacionadas con este virus. La mejor manera en que las mujeres mayores de 26 años pueden prevenir el cáncer de cuello uterino es haciéndose las pruebas de detección, según se recomienda.

¿Qué información hay sobre la vacuna para los niños y los hombres?

Ha sido aprobada para usarse en niños y hombres. Se encontró que es segura y eficaz en los niños y hombres de 9 a 26 años. El Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés) recomienda vacunar de rutina a los niños de 11 o 12 años con una serie de dosis. La serie puede comenzarse a partir de los 9 años de edad. También se recomienda la vacuna en los hombres de 13 a 21 años que todavía no hayan recibido la vacuna o que no hayan recibido todas las dosis recomendadas. La vacuna es más eficaz si se administra a edad temprana, pero los hombres de 22 a 26 años también pueden vacunarse. Ahora los CDC y el comité Asesor de inmunización (ACIP) recomiendan que los niñas y los niños de 11 a 12 años de edad reciban dos dosis de la vacuna contra el VPH para proteger contra los cánceres causados por este virus. La primera dosis y la segunda a los seis meses de la primera.

¿El seguro médico cubre la vacuna contra el VPH?

En Puerto Rico, la mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas, esto esta establecido por ley en la isla que todo plan médico debe incluir la cobertura de la vacuna para mujeres y varones, pero es conveniente que verifique con tu compañía de seguros antes de ir al médico. Si no tienes seguro, o si tu seguro no cubre el costo de las vacunas, el programa Vacunas para Niños (VFC, por sus siglas en inglés) te puede ayudar. Este programa está adscrito al Departamento de Salud y cubre la vacuna hasta los 18 años de manera gratuita.

¿Cómo puedo obtener ayuda para cubrir el costo de la vacuna?

El programa Vacunas para Niños (VFC) ayuda a las familias de los niños que reúnen los requisitos y que, de otra manera, no tendrían acceso a las vacunas. Las vacunas se proporcionan sin costo a los médicos que atienden a los niños que reúnen los requisitos. Los niños y jóvenes menores de 19 años de edad cumplen con los requisitos del programa VFC si están inscritos en Medicad, no tienen seguro médico o son indoamericanos o nativos de Alaska. 

Los niños cuyo seguro médico es "insuficiente" y no les cubre todas las vacunas, pueden beneficiarse del Programa VFC a través de centros de salud con acreditación federal o clínicas rurales. Los padres de niños sin seguro médico o con cobertura insuficiente que reciben vacunas gratuitas a través del Programa VFC deben verificar con su proveedor de atención médica si les cobrarán tarifas administrativas. Estos cargos ayudan a cubrir costos de servicios importantes como el almacenamiento de las vacunas y el pago del personal que las aplica. Sin embargo, no se puede negar ninguna vacuna del programa VFC a los niños que reúnan los requisitos si sus familias no puedan pagar los honorarios médicos.

Lo que necesitan saber las niñas y mujeres que recibieron la vacuna: ¿Las jóvenes y niñas que ya se vacunaron todavía necesitan hacerse las pruebas de detección del cáncer uterino?

Sí, las mujeres vacunadas todavía necesitarán hacerse regularmente la prueba de detección del cáncer de cuello uterino desde sus 21 años de edad debido a que esta vacuna protege contra la mayoría de los tipos del VPH que causan este tipo de cáncer, pero no todos. Además, es posible que las mujeres que reciban la vacuna después de haber empezado su actividad sexual y que ya hayan contraído el VPH, no obtengan el máximo beneficio de la misma.

¿Hay otras formas de prevenir el cáncer de cuello uterino?

Las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino periódicas y su seguimiento pueden prevenir la mayoría de los casos de este tipo de cáncer. La prueba de Papanicolaou permite encontrar cambios en las células del cuello uterino antes de que se conviertan en cáncer. Las pruebas de Papanicolaou también pueden detectar la mayoría, pero no todos, los cánceres de cuello uterino en las etapas iniciales cuando se pueden tratar. La mayoría de las mujeres en los Estados Unidos que recibieron un diagnóstico de cáncer de cuello uterino nunca se habían realizado la prueba de Papanicolaou o no se lo habían hecho en los últimos 5 años. 

Existen pruebas del VPH que les permiten a las mujeres saber si tienen este virus en su cuello uterino. Pero, las pruebas del VPH disponibles en el mercado solo deben usarse para ayudar en la detección en mujeres de cierta edad y para ayudar a los proveedores de atención médica a evaluar a mujeres con cierto tipo de resultados de su Papanicolaou relacionados con el cáncer de cuello uterino. Su médico puede utilizar estas pruebas junto con la de Papanicolaou para determinar los procedimientos a seguir en la detección del cáncer de cuello uterino.

¿Hay otras formas de prevenir el VPH?

Para las personas sexualmente activas, los condones pueden reducir la posibilidad de contraer el VPH, si se utilizan en todas las relaciones sexuales, desde el comienzo hasta el final. Los condones también pueden disminuir el riesgo de contraer otras enfermedades relacionadas con el VPH, como las verrugas genitales y el cáncer de cuello uterino. Pero el VPH puede afectar las áreas que no están cubiertas por el condón, por lo que pueden no ofrecer una protección completa contra ese virus.

Una persona puede reducir la probabilidad de contraer el VPH si permanece en una relación con una sola pareja, limita el número de parejas sexuales o escoge una pareja que no ha tenido parejas sexuales o ha tenido muy pocas.  Sin embargo, hasta las personas que han tenido solo una pareja sexual en la vida pueden contraer el VPH. Puede que no sea posible determinar si está infectada actualmente una pareja que ha sido sexualmente activa en el pasado. Por esta razón, la única forma segura de prevenir el VPH es abstenerse de toda actividad sexual.

Fuente:  Versión en español aprobada por CDC Multilingüe Services.


💬Ver 0 comentarios