Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Aeropuerto LaGuardia (horizontal-x3)
Aeropuerto LaGuardia (rthoma / Shutterstock.com)

Pese a todo el glamur y la sofisticación que ofrece la ciudad de Nueva York, la Gran Manzana también tiene algunos puntos bajos como sus aeropuertos, que normalmente califican entre los peores de todo Estados Unidos debido a sus anticuadas instalaciones y problemas de aglomeración.

Es el caso de LaGuardia y Newark Liberty, que en el año 2016 resultaron ser las terminales aéreas peor evaluadas en un estudio realizado por J.D.Power sobre satisfacción aeroportuaria. No obstante, la llamada "ciudad que nunca duerme" dio a conocer un ambicioso proyecto de renovación para LaGuardia que significará una inversión cercana a los $8 mil millones con obras que se espera estén concluidas recién en 2021, aun cuando la primera etapa del proyecto podría estar operativa a fines de 2018.

Este terminal aéreo, ubicado en el sector de Queen, es el más pequeño del área metropolitana pero es el más demandado por quienes realizan viajes de negocios debido a su cercanía con el sector financiero de Manhattan.

El aeropuerto comenzó a prestar servicios en 1939 y su nombre fue en homenaje al ex alcalde de la ciudad Fiorello LaGuardia. En general, solo opera con dos pistas cortas y, en ocasiones, solo con una, dependiendo de las condiciones del viento, situación que genera constantes retrasos y congestión aérea.

En su diseño original, este complejo fue pensado para prestar servicio a unos 8 millones de pasajeros al año, pero tan solo en 2016 pasaron por sus puertas de embarque un total de 28 millones. En el mismo período, los retrasos en los vuelos alcanzaron el 29% de todas las operaciones. Esta situación, sumada a su antigua infraestructura, terminales estrechos y mala calidad de sus servicios como tiendas y restaurantes, hizo que LaGuardia resultara ser el aeropuerto con peor evaluación de todos los que existen en Estados Unidos, llegando a ser comparado con los del tercer mundo por el propio Donald Trump durante su campaña presidencial.

Nuevo futuro

Pero, todo esto podría quedar en el pasado, luego de que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, diera a conocer las obras que se pretenden realizar para modernizar el terminal aéreo, específicamente al área oriental del complejo, luego de que se concretaran las primeras obras en las terminales occidentales. El nuevo edificio de LaGuardia tendrá techos más altos, más luz natural, un puente peatonal y mucho más espacio para la instalación de comercios y salas de estar.

Incluso, para 2022 se espera que tenga conexión con el sistema de metro de Nueva York y el de Long Island Rail Road, que tiene su centro en la estación de Penn. Según se informó, las nuevas terminales C y D tendrán un costo cercano a los 4 mil millones de dólares los que serán financiados en conjunto por las autoridades portuarias de Nueva York y Nueva Jersey, además de la empresa Delta Air Lines.


💬Ver 0 comentarios