Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)
El Quantum of the Seas pasó por un estrecho río en Alemania.

Desde hace unos días volvió a ser noticia el Quantum of the Seas, el nuevo barco de Royal Caribbean que estrena en Nueva York en noviembre. La hermosa nave, que promete hacer historia en el mundo de los cruceros por sus novedades, ya tuvo su conveyance y este es buen momento para que conozcas de que se trata el proceso que tanto da de qué hablar en los medios noticiosos a través del mundo.

El conveyance por el río es un proceso único para los barcos que se construyen en el astillero de Meyer Werft, ubicado en el pueblito alemán de Papenburg. La localización de ese astillero, en un lugar estratégico para evitar las tormentas del Mar del Norte hace que los barcos, una vez estén listos, tengan que navegar por el Río Ems unos 32 kilómetros hacia el mar, mucho de ese trayecto en reversa. Esta navegación puede tardar unas 10 horas de acuerdo a una infográfica de Royal Caribbean. Es un proceso que se ha hecho desde 1795 ya que en Meyer Werft se han construido decenas de barcos a través de varias generaciones.

La salida del Quantum (un barco con 1,142 pies) fue una histórica porque este es el barco más grande construido allí hasta ahora. De hecho, solo tenía unos cuantos centímetros a cada lado para poder pasar, lo que hizo el reto más grande. Tiene que haber un capitán muy experimentado (se usan varios en ese momento) y unas maniobras precisas y en conjunto con personal en tierra para lograr que los barcos pasen por allí. La velocidad con que navegan es solo de dos a tres nudos. 

Para el Quantum hubo que remover o abrir cuatro puentes, quitar la electricidad en cierta parte del trayecto, utilizar dos remolcadores de 9,000 caballos de fuerza cada uno y usar tres GPS. Pero también siempre que se hace el conveyance tienen que darse unas condiciones específicas: una velocidad del viento de 20 nudos o menos, luna llena o nueva, (lo que impacta la marea) y asegurarse que la profundidad sea suficiente para que el barco pueda pasar sin mayores contratiempos. Como ves, para lograr que sea exitoso y que un barco construido con tanto esmero y alto costo no sufra ningún daño, se requiere la complicidad de la naturaleza con la pericia del equipo humano.


💬Ver 0 comentarios