Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La Plaza Playhouse tiene nueve teatros en un radio de una cuadra. (Foto: Tony Cenicola/The New York Times)

Cleveland no ha estado así de candente desde el incendio petrolero de 1969 en el río Cuyahoga, al menos en términos figurativos. Ese antiguo accidente industrial fue el inicio de la reputación de la ciudad. Actualmente, The Land, como la llama su hijo pródigo LeBron James, está de vuelta con un revitalizado centro, establecimientos culinarios y cerveceros, barrios industriales convertidos en artísticos y hoteles en expansión. Cleveland, una ciudad con una fuerte base de atractivos culturales que se remontan a la fundación aquí en el siglo XIX de la Standard Oil, está lista para tu cámara fotográfica.

Viernes, 2:00 p.m. “Rock the Vote”

El vestido de carne de Lady Gaga, el sintetizador Mellotron de John Lennon y el guante brillante de Michael Jackson no son las únicas cosas que atraen a devotos al Salón de la Fama del Rock and Roll (admisión, $23.50). En un edificio serpenteante del arquitecto I.M. Pei, el completo museo de música da seguimiento a la evolución del rock desde sus primeras raíces en el góspel y el blues, y permite que los visitantes descubran las influencias de artistas populares en quioscos interactivos.

4:00 p.m. Pinturas, polca, “pinball”

Ve a Detroit Shoreway, un vecindario emergente donde el antiguo almacén de la fábrica Baker Electric Motor Vehicle Company ha sido transformado en 78th Street Studios, una madriguera de estudios de artistas y galerías de 15,800 metros cuadrados. Entre 4:00  y 8:00 p.m. abren todos los viernes, pero el tercer viernes de cada mes permanecen abiertos hasta las 9:00 p.m. para un sociable recorrido de las galerías. Cuando hayas consumido suficiente cultura, camina unas cuadras hasta el bar Happy Dog, un antro clásico de barrio con clientela hipster y, también el tercer viernes de mes, disfruta de happy hour de Polca (de 6:00 a 9:00 p.m.) a manos de DJ Kishka, quien luce una barba falsa y toca discos de música polca. Happy Dog es un buen lugar para probar una de las aproximadamente 20 cervezas de barril (desde $2) y un hot dog con alguno de los 50 condimentos del menú ($6).

8:00 p.m. Maestro asador

El chef Michael Symon es sinónimo de la destreza culinaria de Cleveland con su popular restaurante Lola, y con sus participaciones en el programa de televisión The Chew. Su nuevo restaurante, Mabel’s BBQ, es un ejemplo de la excelencia de la carne asada con acento a Cleveland, utilizando especias de Europa Oriental para condimentar los cortes y mostaza local Bertman Ball Park Mustard para aderezar la salsa. Paredes de ladrillos expuestos, techos altos como de almacén y largas mesas comunales subrayan el ambiente industrial. Lleva amigos para darte un gusto con platos grandes que van desde montones de orejas de cerdo crujientes ($7) hasta 225 gramos de grasosa falda de res ($13). Prepárate para esperar asiento con una bebida en la barra, que se especializa en bourbon y cerveza.

Cleveland
Restaurante Mabel’s BBQ, del chef Michael Symon (Foto: Tony Cenicola/The New York Times)

10:00p.m. Por el cielo

Bar 32, en el piso 32 del nuevo Hilton Cleveland Downtown, es un puesto elevado sobre el horizonte (el más alto de la ciudad, según el hotel) donde podrás beber tragos a base de nitrógeno que se congelan al instante, creando tragos  como el In Fashioned ($14) y su contraparte más estándar, el Old Fashioned ($11). Este elegante salón con paneles de madera está rodeado de paredes de cristal e incluye un pequeño patio desde donde se pueden ver, de día, el lago Erie y, de noche, las luces de la ciudad circundante.

Sábado, 9:00 a.m. Café y cultura

Muchas tiendas tienen una sección de venta de café y cafeterías, pero pocas ocupan un lugar en el corazón de los residentes de Cleveland como Heinen’s Grocery Store, en el centro. El año pasado, esta cadena local especializada en alimentos preparados se mudó al Cleveland Trust Company Building, un edificio de 1908 con techo de vidrio de 85 pies de altura rodeado por 13 murales que muestran la historia de la región a manos del pintor Francis Davis Millet, fallecido en el Titanic. Agarra un capuchino ($2.75) y una magdalena de arándano ($1.99) en Equal Exchange Espresso Bar y alza el cuello desde las mesas del centro para echar un ojo a los murales.

11:30 a.m. Compras en Arcade

Visita Arcade, uno de los tres elegantes centros comerciales con techos de vidrio que ocupan toda una cuadra en el área que fueron modelados como las galerías comerciales europeas, incluyendo la Galleria Vittorio Emanuele II, en Milán. El Arcade, con cinco pisos y balcones de hierro forjado, está ocupada principalmente por un hotel; las dos que están del otro lado de la calle, el ex Colonial Arcade (1898) y el Euclid Arcade (1911), que actualmente operan como los 5th Street Arcades, son dignos de visitarse para ver a los nuevos inquilinos que intentan revivir el centro. Hay tiendas de recuerdos, incluyendo We Bleed Ohio; otras ofrecen artículos únicos, como Fra Angelica Studio, que vende arte y moda local; L’Amour Du Noir, que ofrece ropa causal de vanguardia para caballeros, y Happy Hour Collection, que vende productos nuevos y clásicos para bares.

Cleveland
(Foto: Tony Cenicola/The New York Times)

1:00 p.m. Comiendo en Ohio City

Justo al oeste del centro, Ohio City, anexada por Cleveland en 1854, sigue atestiguando el patrimonio de su población inmigrante europea original, particularmente en el histórico West Side Market, un hito de 1912 que rebosa de vendedores de productos agrícolas, lácteos y de carne. Agarra una crepa a pedido de espinaca, huevos y queso Gruyère ($7) de Crepes de Luxe y acomódate en el entrepiso del segundo nivel para una vista al mercado y a su abovedado techo de ladrillo. Como distrito culinario artesanal, Ohio City ofrece un rico festín progresista, incluyendo para el postre una generosa porción de chocolate con mantequilla de maní ($3.50) en Mitchell’s Ice Cream, donde podrás ver detrás de un vidrio cómo funciona esta heladería tipo Willy Wonka. Bájala con una lager ámbar Eliot Ness ($6) de la cervecería artesanal más condecorada de la ciudad, Great Lakes Brewing, en su hermosa barra de caoba.

3:00 p.m. Historia de arte para principiantes

Cobijando los tesoros amasados por los primeros industriales, el Museo de Arte de Cleveland (entrada gratuita), ubicado en University Circle, tiene una colección de casi 45,000 obras, incluyendo una tienda de campaña real persa del siglo XIX, un Caravaggio recientemente restaurado y obras maestras impresionistas encabezadas por uno de los lienzos de lirios de agua extra grandes de Claude Monet. El museo, que actualmente está celebrando su centenario, incorporó en 2013 un irresistible atractivo arquitectónico cuando fue ampliado por el arquitecto Rafael Viñoly, creando un atrio con techo de cristal de 11,890 pies cuadrados rodeado por el edificio neoclásico original y las nuevas alas. La cafetería Provenance Café del museo ofrece asientos en el patio desde donde se puede admirar la grandeza del lugar con pan árabe ($7.75) y vino (medias botellas, $12).

7:30 p.m. El sonido de Cleveland

La céntrica Plaza Playhouse se autodenomina el centro de las artes escénicas más grande del país fuera de Nueva York, con nueve teatros en un radio de una cuadra, muchos de ellos con presentaciones de producciones en gira. Pero para talento local, reserva una fecha con la famosa Orquesta de Cleveland. Cuando no está de gira por el mundo, la orquesta, dirigida por Franz Welser Möst, estrechamente asociado con la Filarmónica de Viena, se presenta gran parte del año en la Severance Hall, del University Circle, una opulenta sala de conciertos clásica de 1931 tan elegante como la música que se toca adentro. En el verano, vela junto a la gente que hace día de campo en el Blossom Music Center, aproximadamente 40 kilómetros al sur de la ciudad.

Domingo, 9:00 a.m. Homenaje presidencial

Únete a los que salen a pasear su perro o a los que salen a correr entre la paz y verdor del ondulante Lake View Cemetery, que con poco más de 115 hectáreas bordea University Circle. Establecido en 1869 y modelado como los cementerios ajardinados de Europa, el lugar contiene la tumba de muchos de los primeros líderes de opinión de la ciudad, incluyendo a John D. Rockefeller, fundador de la Standard Oil. Brinda tus respetos políticos en el imponente Monumento Garfield de 180 pies de altura, que contiene los ataúdes del presidente James A. Garfield, un nativo del Condado Cuyahoga que fue asesinado en 1881 luego de apenas 200 días al mando, y el de su esposa, Lucretia.

11:00 a.m. Brunch estilo localista

Aproximadamente 80% de los ingredientes que van en los platos de Spice Kitchen + Bar, en Gordon Square, proviene de la granja de cinco hectáreas del restaurante, Spice Acres, en el Parque Nacional del Valle de Cuyahoga, aproximadamente a 32 kilómetros al sur de la ciudad, donde vive el dueño y chef, Ben Bebenroth, o de otras granjas familiares. La comida del brunch en este rústico escaparate va desde beignets de manzana con canela ($7) hasta pollo frito coreano y waffles ($12) y sustanciosos huevos, tocino y bísquets ($12). Incluso el impactante Spice-Y Mary ($9) viene con mezcla de Bloody Mary de la casa y salsa picante casera.

Hospedaje

- Recién inaugurado en un edificio clásico del centro de 1902, Kimpton Schofield Hotel presta bicicletas a sus huéspedes y todas las noches ofrece una hora de vino gratis. Las habitaciones empiezan desde $180; kimptonhotels.com.

- Unido al centro de convenciones por un pasaje subterráneo, el nuevo Hilton Cleveland Downtown exhibe a la ciudad con arte local y un bar panorámico de azotea. Las habitaciones empiezan desde $149; hilton.com.

Para información sobre este destino, consulta a tu agente de viajes.


💬Ver 0 comentarios