Museo Casa Escuté, en el Distrito Cultural de Carolina. Es un museo de exposiciones itinerantes. (Archivo GFR Media)

Hace unas semanas vino mi familia de Estados Unidos y nos hospedamos en un hotel de la avenida Isla Verde, una  zona turística importante de Puerto Rico y el Caribe. 

En esta zona hay sobre 19 hoteles, residencias, playas, Reserva Marina y  más de 200 restaurantes con una gran variedad culinaria. A esta área se le conoce como “La puerta del Turismo”, ya que el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín se encuentra ubicado a pasos de este sector.  

El día que llegamos, tras registrarnos en el hotel y soltar las maletas, nos fuimos para el Balneario de Carolina, galardonado con la certificación de Bandera Azul por más de 15 años. Allí disfrutamos de la belleza de esta playa, tomamos frappé y comimos frituras puertorriqueñas. También visitamos el Parque Aquasol ubicado en este balneario, un parque de agua, con chorritos y  juegos interactivos. Abre los fines de semana y días feriados. 

 Parque Aquasol
Parque Aquasol

Al día siguiente, después de ir a la piscina del hotel, nos fuimos para el Museo del Niño de Carolina, donde tienen 103 exhibiciones interactivas. Afuera hay un avión de tamaño real, pista de go-karts, un mini zoo, botes de pedales y ofrecen un paseo ecoturístico en una paseadora por la laguna para ver los mangles, aves y la  belleza del lugar. El museo abre de miércoles a domingo de 10:00 a.m. a 6:00 p.m. 

Museo del Niño de Carolina
Museo del Niño de Carolina

Carolina Desde Adentro

En una ocasión, mi nieto me comentó que cuando visitara la isla, quería ir a conocer más sobre Roberto Clemente Walker. Así que, para sorprenderlo, y ya que nos íbamos a hospedar en Carolina, llamé unos días antes al Departamento de Desarrollo Turístico y Cultural del Municipio Autónomo de Carolina para que me orientaran sobre los lugares que podía ir para conocer más sobre Clemente.  

Michelle E. Gil Cabral, directora de dicho departamento me informó que ellos tienen el proyecto “Carolina Desde Adentro”, donde ofrecen varios recorridos guiados, a diferentes costos. Hay una guagua que recoge a las personas en el Centro de Servicio de Isla Verde José Aponte de la Torre y los lleva a los tours. “Tenemos un recorrido que le va a gustar a tu nieto, es el Viaje RCW 21. Este recorrido es especial para los amantes del béisbol y del astro boricua. Permite conocer sobre su vida desde su niñez hasta su partida, y se visitan lugares íconos de su historia”, indicó Gil Cabral.

 Y, por supuesto, dejé todo coordinado para ir con la familia a esta excursión. Así que al  tercer día de nuestras vacaciones, nos fuimos en una guagua a hacer el  recorrido. 

Cenotafio Clemente. (Archivo GFR Media)
Cenotafio Clemente. (Archivo GFR Media)

Visitamos la Fuente Monumental Roberto Clemente. Es en bronce, y representa  al pelotero de hits, atleta de pista y campo, filántropo, entrenador de niños y ágil roba bases. De ahí nos llevaron al Cenotafio Clemente. Esta es una representación de la tumba vacía del astro. Está esculpida en bronce por el arquitecto Buscaglia, mide 30 pies de largo y recoge 44 figuras representativas de su vida.

Fuimos al Estadio Roberto Clemente Walker, el hogar de grandes eventos deportivos y musicales. Cuenta con el monumento más alto de Puerto Rico del astro. 

Pasamos por el Mural Mosaico Los Gigantes, creado en 2007. Es largo y se observan los rostros de gigantes carolinenses destacados.  También nos llevaron al barrio San Antón, el lugar donde nació y se crió Roberto Clemente Walker. 

Distrito Cultural de Carolina

El recorrido terminó en el Distrito Cultural de Carolina, en el casco urbano. Esta área se compone de dos monumentos históricos, museos, alcaldía, legislatura y piezas icónicas alrededor de la Plaza de Recreo Rey Fernando III. Esta plaza fue reinaugurada en 2005  y es donde  celebran las Noches de Galería, cada tercer viernes de mes, desde las 6:00 p.m., con  música, artesanías, gastronomía y abren los museos. 

Antigua Casa Alcaldía. (Archivo GFR Media)
Antigua Casa Alcaldía. (Archivo GFR Media)

Visitamos  la Iglesia San Fernando Rey III, primer monumento histórico de Carolina, construido entre 1860 y 1870,  una estructura neoclásica, única en la isla. Luego, entramos a la Antigua Casa Alcaldía, un monumento de 1927, que cuenta con la Sala de los Alcaldes, exhibiciones de arte  y  está la  sede del Departamento de Desarrollo Turístico y Cultural, donde  coordinan las excursiones (787-757-2626, ext. 3903 y 3901). 

Museo Casa Escuté. (Archivo GFR Media)
Museo Casa Escuté. (Archivo GFR Media)

Desde allí fuimos al Museo Casa Escuté, construido en el siglo XIX. Fue Casa Alcaldía, Primer Casino de Puerto Rico, Tribunal, Cuartel de la Policía y ahora es un  museo de exposiciones itinerantes. Su estilo es español colonial. 

Entramos al Museo Galería de los Gigantes, de  cuatro niveles. Tiene exhibiciones permanentes  y resalta ocho de los Gigantes Ilustres, con “animatronics”. Lo más que le gustó a mi nieto fue ir a la sala de Clemente y vivir la experiencia de lograr el hit 3,000. 

Cristo de los Ponces en el Museo de Historia y Arte de Carolina. (Archivo GFR Media)
Cristo de los Ponces en el Museo de Historia y Arte de Carolina. (Archivo GFR Media)

Finalmente, visitamos el Museo de Historia y Arte, con salas de proyección a 360 grados y de proyección holográfica. Además, cuenta con exhibiciones interactivas y el místico Cristo de los Ponce, una de las piezas en madera policromada más antiguas y valiosa en cuanto a arte religioso en Puerto Rico.

La guagua nos llevóde regreso a nuestro punto de partida. Fue nuestro último día de vacaciones y lo pasamos de lo lindo. 



💬Ver 0 comentarios