Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ahora cada vez son más los boricuas, sobre todo los jóvenes profesionales, que emprenden viajes hacia destinos más lejanos.  Visitas a California, Las Vegas, Europa y hasta destinos en Asia han tomado cada vez mayor relevancia en los planes de mis compatriotas.

Pero aquellos que pasan desde aproximadamente 8 horas -si encuentra un vuelo directo sin escala- hasta 15 horas, o más, para llegar a la costa oeste de los Estados Unidos ciertamente tienen una infinidad de destinos y actividades para escoger.
 
El año pasado escribí sobre la posibilidad de cruzar la frontera más utilizada en el mundo para aventurarse, a saber,  la ciudad mexicana de Tijuana o hasta Rosarito o Ensenada.  Pero la realidad es que Baja California ofrece una gran cantidad de lugares dignos de visitarse.   A continuación una lista de actividades para realizar en Baja California, desde Tijuana hasta las afueras de Ensenada.
 
TIJUANA

La llamada Torre Tijuana -calle Revolución y Blvd. Agua Caliente-, esplendoroso  icono de los años 20,  es una buena opción para adentrarse en la clásica atmósfera del centro de la ciudad.
 Continuando por la avenida Revolución, o “La Revu” como aquí se le conoce, verás el Jai Alai -ave. Revolución y 7ma.- un bello edificio neo mudéjar, construido en 1925, anteriormente empleado como cancha de pelota vasca y que ahora es foro de prestigiosos espectáculos culturales.

“La Revu” está coronada por la figura del Reloj Monumental -ave. Revolución y 1ra.- un arco metálico que representa la puerta de entrada a Tijuana, construido en el  2000.

A un lado se encuentra la Plaza Santa Cecilia -ave. Constitución y 1ra.- repleta de deliciosos restaurantes típicos y punto de reunión de mariachis, bandas sinaloenses y tríos norteños. Ofrece una amplia variedad de  dulces, piñatas, artesanías y pequeñas fondas mexicanas. A pocos pasos está el mercado Anáhuac -también El Popo- en la avenida  Niños Héroes y 2da.; asimismo, el Mercado Municipal - en ave. Niños Héroes y 1ra..

• No olvides el burro-cebra:  Un recorrido por “La Revu” no está completo si no te tomas una foto con este divertido personaje. Según cuenta la leyenda, fueron pintados así para que destacaran en las  fotos blanco y negro. Si logras la imagen te estarás llevando un gran souvenir. Conservo una del  2005.

• Pocos saben  que en el Hotel Caesar de Tijuana el chef italiano Livo Santini inventó la famosa ensalada allá para el  1940. Improvisó un platillo para complacer a unos huéspedes hambrientos.

• Tijuana es morada de la soberana y protectora,  magnífico exponente de la arquitectura local, en la contra esquina de los mercados mencionados. Me refiero a  la catedral de Nuestra Señora de Guadalupe (1956) - en  avenida  Niños Héroes y 2da.  Adorna el horizonte urbano con sus dos torres.

No tendrás que alejarse para encontrar el Palacio de la Cultura -en la avenida  Constitución y 3ra-. Construido en 1921 se utilizó como Palacio Municipal, pero hoy es parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad. Alberga el Archivo Histórico de Tijuana.

EN LA ZONA DEL RIO

Aquí la movida está en el centro cultural, conocido por los estudiantes como  CECUT, está en    Paseo de los Héroes #9350, y alberga  el  Museo de las Californias en el que atesoran documentos históricos y culturales de la península bajacaliforniana. Tiene exposiciones y una  sala de proyecciones OMNIMAX.  Mantiene una  intensa vida cultural a lo largo del año, con la presentación de  espectáculos, conferencias y exposiciones.

Enmarcados por las torres de edificios corporativos que concurren en esta importante área financiera, siguiendo la avenida Paseo de los Héroes, se encuentran los  centros comerciales con oferta de servicios y opciones de entretenimiento. Entre estos,  restaurantes gourmet y la relajada vida nocturna de bares, discotecas y lounges.

No pierdas la oportunidad de consentir su paladar con los suculentos platillos de la cocina baja-med, resultado de la virtuosa fusión entre la gastronomía mediterránea con  la sazón mexicana y frescos frutos del mar.

ENSENADA DE NOCHE

Si bien la ciudad de Tijuana es un destino casi obligado para los adolescentes  entre 18 y 21 años, Ensenada es mucho más agradable para los menos fiesteros.  

Por ejemplo, la Cantina Hussong’s no ha cambiado mucho en sus 109 años de existencia.  Es un lugar con cierto aire legendario. Y no es para menos, pues fue  donde en 1941 Don Carlos Orozco creó la primera margarita mezclando partes iguales de tequila Damiana -aunque ahora usan Cointreau- y lima, en un vaso con sal en su borde, para Margarita Henkel, hija del embajador alemán en México.  Gran parte del tiempo, incluso de día, hay música en vivo y una buena atmósfera.
Una agradable sorpresa supone ver como en muchos restaurantes hay música en vivo por las noches y hasta se convierten en pistas de baile.
  Si te gusta la música norteña, este es el lugar. También cantan rancheras, quebraditas y otros éxitos que los locales con gusto te enseñarán a bailar.  En estos restaurantes a menudo hay ambiente familiar y uno puede sentirse bastante seguro.
Ensenada también cuenta con discotecas donde se congrega un público mayormente joven, y aunque siempre deben tomarse las debidas precauciones  -como no aceptar tragos de desconocidos ni una bebida que no hayas visto preparar al “bartender”-  el ambiente parece ser más tranquilo que el de Tijuana.

Si quieres cruzar a México
A los estadounidenses el gobierno de Méxicoles requiere un pasaporte válido al atravesar la frontera. Aquellos ciudadanos que entren o salgan de  Estados Unidos, por mar o aire, y los que viajen por tierra, más allá de “la zona fronteriza,” deben presentar un pasaporte norteamericano válido.
Sirve presentar pasaporte, tarjeta de pasaporte, certificado de nacimiento estadounidense, junto con una identificación, como licencia de conducir o una tarjeta SENTRI/NEXUS/FAST para estancias cortas de menos de 72 horas.


💬Ver 0 comentarios