Bungalós sobre el agua del resort Moorea Intercontinental, en la Polinesia Francesa, una de las paradas de un crucero por el mundo. (Suministrada)

Magallanes lo intentó y aunque murió tratando, uno de sus barcos lo logró; y Cantinflas lo hizo famoso en el cine. Se trata de la aventura de una vuelta al mundo en crucero. 

Indudablemente el viaje épico por excelencia lleva a sus afortunados participantes a trazar un círculo por el planeta y ver una procesión de culturas: latina, polinesia, australiana, oriental, africana y así sucesivamente. 

Ciudad del Vaticano. (Archivo GFR Media)
Ciudad del Vaticano. (Archivo GFR Media)

Por el camino, las aventuras hacen ola: un día uno puede estar buceando en aguas cristalinas desde una casita en zancos en la Polinesia francesa; otro puede estar comprando artesanía en las Islas San Blas de Panamá; contemplando témpanos de hielo gigantescos como castillos en la Antártica o las “cabezas grandes” de enigmáticos moais en Isla de Pascua, en Chile

En otra ocasión se puede estar disfrutando de un espectáculo cultural en Bali, Indonesia; tratar de descifrar jeroglíficos en templos egipcios en Luxor; tomar un funicular en Singapur; o pasear por las callejuelas de la Ciudad Vieja en Jerusalén

 

Espectáculo en Japón. (Archivo GFR Media)
Espectáculo en Japón. (Archivo GFR Media)

En varias paradas se pueden admirar algunos de los más bellos jardines del mundo, como el Festival de Tulipanes de Keukenhof en los Países Bajos, en otras puedes visitar algunos de los mejores museos del mundo, como el Rijksmuseum en Ámsterdam; las más impresionantes iglesias, como la Basílica de San Pedro en Roma, con la Pieta de Miguel Ángel, así como mausoleos que son maravillas del mundo como el Taj Mahal en Agra en la India

La autora, junto a su esposo Humberto, frente al Taj Mahal en Agra en la India. (Archivo GFR Media)
La autora, junto a su esposo Humberto, frente al Taj Mahal en Agra en la India. (Archivo GFR Media)

¡Y todo esto en un sólo viaje! Mi esposo Humberto y yo hemos tenido la dicha de disfrutar todas esas aventuras y muchas más en cinco cruceros alrededor del mundo en el barco Amsterdam de Holland America Line. Estas travesías de más de 100 días cada una, que visitan típicamente más de 40 o 50 puertos (algunos por dos días) se ofrecen por varias líneas de cruceros cada enero.

Algunos de estos cruceros zarpan de la Florida y otros de Nueva York. Todos ofrecen tremendas aventuras, pero algunos no son verdaderas circunnavegaciones del planeta. 

Barco Amsterdam de Holland America Line. (Archivo GFR Media)
Barco Amsterdam de Holland America Line. (Archivo GFR Media)

Según el capitán Jonathan Mercer del barco Amsterdam, una verdadera circunnavegación “navega del y regresa al mismo punto, cruza el ecuador y todas las líneas de longitud, además de cubrir un mínimo de   21,600 millas náuticas”. 

Para nosotros eso era importante pues queríamos trazar un verdadero círculo por el planeta y porque no queríamos tener que hacer un vuelo largo desde Europa donde algunos cruceros concluyen la vuelta al mundo.

Algunas ventajas

Estos cruceros alrededor del mundo ofrecen mejor entretenimiento a bordo, incluyendo artistas conocidos (Melissa Manchester estuvo en uno de nuestros cruceros) y personalidades como el arzobispo Desmond Tutu (en otra travesía). 

Con frecuencia grupos folclóricos locales presentan espectáculos en el barco y ofrecen bienvenidas con música y danzas en el puerto. Hay más actividades incluyendo grupos polinesios o australianos que ofrecen clases de ukulele, artesanía, etc. 

Cabe resaltar que la tripulación en estos cruceros se selecciona con esmero -las líneas quieren poner a sus mejores empleados en su viaje más importante. Y hacen regalos conmemorativos a los pasajeros –incluyendo, en nuestro caso, recuerdos diseñados por Tiffany. 

“Cabezas grandes” de enigmáticos moais en Isla de Pascua, en Chile. (Archivo GFR Media)
“Cabezas grandes” de enigmáticos moais en Isla de Pascua, en Chile. (Archivo GFR Media)

Gastronomía a bordo

 La comida es excelente y con frecuentes hay cenas temáticas con especialidades regionales y delicias  que incluyen langostas, mariscos y caviar. A bordo la disfrutan pasajeros, generalmente personas retidas  entre 60 y 85 años. De hecho, muchos son veteranos de varias vueltas al mundo. 

Sin embargo, debido a que estos cruceros también se pueden tomar por segmentos de unas tres semanas de duración. Generalmente, los que optan por esta alternativa, son viajeros entre los 40 a 50 años. 

Es importante resaltar que, aunque las líneas de cruceros anuncian itinerarios para viajes alrededor del mundo, algunos factores causan cambios. Entre ellos, mal tiempo, disturbios políticos y enfermedades como ébola. 

En estos casos, se sustituye el destino por otro puerto. A mí me gusta decir que una vuelta al mundo siempre viene con una que otra sorpresa, por eso ya compramos boleto para nuestro sexto viaje, que será en enero. Ya les contaré… 



💬Ver 0 comentarios