Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Bruselas (EFE)- El Parlamento Europeo (PE) pidió hoy medidas que permitan a los pasajeros llevar un equipaje de mano "razonable" en los aviones, que incluya además las compras que estos efectúen en el aeropuerto, lo que suavizaría la norma de "un bulto" por persona.

Así se extrae del texto aprobado hoy por el Pleno de la Eurocámara que se celebra estos días en Bruselas, en el que se insta a la Comisión Europea (CE) a que plante medidas para armonizar los límites que aplican las aerolíneas en la Unión Europea (UE) que proteja a los pasajeros de las prácticas "excesivamente restrictivas".

Los diputados quieren que se permita a los pasajeros "llevar consigo a bordo una cantidad razonable de equipaje de mano, incluidas las compras realizadas en las tiendas de los aeropuertos", tal y como se lee en el informe.

Para el ponente del texto, el diputado británico del Grupo de los Verdes, Keith Taylor, razonable sería una "norma que todo el mundo entienda" y que establezca unos estándares comunes a todos los países de la UE, según explicó hoy a los medios de comunicación.

España ha prohibido la restricción a un solo bulto de equipaje de mano en sus aeropuertos para favorecer el comercio de las tiendas en los aeropuertos, pero el resto de los países europeos tienen normativas diferentes.

"Si hay buenos motivos para cobrar por exceso de equipaje de mano, está bien, pero si se debe solo al afán de las aerolíneas de recaudar más no es tan buena idea", señaló.

El Parlamento Europeo mostró su preocupación por los abusos que cometen algunas aerolíneas y propuso la creación de una "lista negra" de prácticas abusivas utilizadas en el sector del transporte aéreo.

Los eurodiputados quieren una mayor transparencia en los cargos que se aplican a los billetes, de manera que el viajero pueda conocer de antemano el precio final, y se mostró en contra de que se cobre a los pasajeros por pagar con tarjetas durante las reservas en internet.

También pidió a la CE medidas que permitan a los pasajeros corregir con facilidad y sin coste alguno "detalles menores" de la reserva del vuelo -como fallos en la redacción del nombre o en el número del documento de identidad- así como que puedan cancelarla en un margen de dos horas tras haberla comprado online.

Además, pidió que se proteja a los pasajeros de otras cláusulas contractuales abusivas aplicadas por las compañías aéreas, como a los daños sufridos por el equipaje durante el vuelo o su entrega con retraso.

Una de las cuestiones más importantes de la propuesta es que se defina con más claridad el concepto de "circunstancias extraordinarias" para evitar que se conviertan en una "excusa para eludir sus obligaciones", en palabras de Taylor, y el de "cancelación", así como las normas que rigen las indemnizaciones.

El texto pide también precios especiales para las familias y los niños, y que los más pequeños puedan viajar sentados en sillas especiales y noen el regazo de los padres, para garantizar su seguridad.

Los diputados quieren que se garantice a los discapacitados un "acceso sin barreras e igual" al transporte aéreo, así como que reciban una compensación completa por los daños sufridos en sus equipamientos de movilidad durante el vuelo.

Está previsto que la CE presente propuestas para mejorar los derechos de los pasajeros aéreos a finales de este año, en las que Taylor espera que se incluyan buena parte de las ideas recogidas en el texto aprobado hoy por la Eurocámara.


💬Ver 0 comentarios