Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Las reglas de buen comportamiento que debieran regir en nuestra vida cotidiana se vuelven inquebrantables cuando estamos ahí arriba. (Unsplash)

El suspenso se mantiene hasta que cierran el avión y la ansiedad nos mata.


💬Ver 0 comentarios