La Estatua de la Libertad y la Isla de Elli (semisquare-x3)
La Estatua de la Libertad y la Isla de Ellis son importantes destinos turísticos en Nueva York. (SHUTTERSTOCK)

El gobernador Andrew Cuomo informó que la Estatua de la Libertad y la Isla de Ellis, importantes destinos turísticos en Nueva York, permanecerán abiertos a pesar del cierre parcial decretado en el Gobierno federal.

Cuomo indicó que el Estado asumirá el pago de los empleados de estos dos destinos y el costo de operaciones, como ocurrió con pasados cierres del Gobierno federal en 2003 y el pasado enero.

Explicó en un comunicado que como parte del acuerdo con el Gobierno federal, que el Estado pagará 65,000 dólares diarios al Departamento del Interior para que ambos permanezcan abiertos al público.

El Gobierno inició la pasada medianoche un cierre parcial por falta de fondos después de que republicanos y demócratas no alcanzasen un acuerdo presupuestario en el Congreso por las exigencias del presidente Donald Trump respecto al muro fronterizo.

Se trata del tercer cierre administrativo que enfrenta Trump este año, después del primero en enero, que duró tres días, y un segundo en febrero, que se alargó apenas unas horas.

Cuomo destacó que el cierre de estos destinos turísticos tiene impacto a la economía del Estado. Citó un estudio del Servicio de Parques del 2016 que señaló que Liberty Island, donde ubica la Estatua, recibió 4,5 millones de visitantes ese año, que gastaron allí 263,2 millones de dólares, lo que respalda 3,400 empleos.

El turismo a la isla genera 364 millones de dólares a la economía, según el estudio.

De acuerdo con el gobernador, el cierre de estos destinos negaría el acceso a unas 12,000 personas que visitan diariamente estos lugares.


💬Ver 0 comentarios