Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Japón siempre tiene algo nuevo que ofrecer ya sea con las grandes comidas 'kaiseki', un bol de ‘ramen’, unas brochetas en puestos callejeros o un bocadillo de ‘tamago’ (huevo) de un supermercado". (EFE)

“No hay comidas raras, solo te falta el contexto”, defiende el periodista ganador de un Emmy Matt Goulding, que da las pautas para entender la cultura japonesa por su cocina en “Sushi, ramen, sake”, una guía de viajes nada tradicional e imprescindible para los “gaijin” (extranjeros).


💬Ver 0 comentarios