Estados Unidos ha experimentado un alza considerable en casos de sarampión en más de diez estados. (Shutterstock.com) (semisquare-x3)
Estados Unidos ha experimentado un alza considerable en casos de sarampión en más de diez estados. (Shutterstock.com)

Estados Unidos declaró el martes pasado una “emergencia pública de salud” debido a la epidemia de sarampión que se vive en la ciudad desde el pasado octubre, específicamente entre las comunidades judías ortodoxas que viven en Brooklyn.

Como parte de la medida extraordinaria, anunciada por la alcaldía en un comunicado, los habitantes sin vacunar contra la enfermedad en el barrio de Williamsburg -donde se concentra la mayor población judía de la ciudad- tendrán que inmunizarse con la inoculación contra el sarampión para “proteger al resto de la comunidad y ayudar a reducir la epidemia”.

Las vacunas serán obligatorias y miembros del Departamento de Sanidad y Salud Mental y se revisará cualquier individuo que haya estado en contacto con pacientes infectados y, en caso de no estar inmunizado, podrá enfrentarse a multas de hasta $1,000.

Desde que comenzó la epidemia en octubre del año pasado, se han confirmado 285 casos en la ciudad, la mayoría en los últimos dos meses. De estos, 246 han sido detectados en menores de 18 años, en tanto que solo 39 fueron adultos.

También han surgido casos de sarampión en California, Arizona, Colorado, Connecticut, Georgia, Illinois, Kentucky, Oregón, Texas, New Jersey y Washington.

El mes pasado, UNICEF advirtió que los casos mundiales de sarampión están alcanzando un nivel alarmantemente elevado, sobre todo en 10 países que representan más del 74% del aumento total, pero también en varios otros que ya habían sido declarados libres del sarampión.

 Este año, por ejemplo, ha habido brotes en en Israel y en Brasil, país en el que han enfermado a más de 700 personas en 31 municipios desde que comenzó en el 2013.

Por eso, los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC en inglés) ha enfatizado el riesgo que enfrentan los viajeros que no están completamente inmunizados contra el sarampión. Por ello, antes de iniciar un viaje, recomiendan lo siguiente:

- Bebés de 6 a 11 meses de edad deben tener una dosis de la vacuna MMR. (Los bebés que hayan recibido una dosis de la vacuna antes de su primer cumpleaños deben recibir otras dos dosis, una entre los 12 y 15 meses de edad y la otra al menos 28 días después).

- Los niños de 12 meses y mayores deben recibir dos dosis de la vacuna MMR, separadas por al menos 28 días.

- Los adolescentes y adultos que no hayan tenido sarampión o que no hayan sido vacunados deben recibir también dos  dosis separadas al menos 28 días.

Según el CDC, el sarampión se mantiene como una enfermedad común en muchas partes del mundo, incluidas áreas de Europa, Asia, el Pacífico y África. 

“En los Estados Unidos, la mayoría de los casos de sarampión son consecuencia de viajes internacionales. La enfermedad es traída por personas no vacunadas que se infectan en otros países. Estas personas contagian a otras, lo que puede causar brotes”, señala la agencia federal en su página.

La infección causada por el virus del sarampión produce una enfermedad aguda, la cual es altamente contagiosa. Clínicamente se caracteriza por presentar fiebre, enrojecimiento de ojos, congestión nasal, tos, manchas pequeñas dentro de la boca y posteriormente, erupciones cutáneas en cara y cuello que se extienden a todo el cuerpo. Se transmite por contacto con gotitas provenientes de la nariz, de la boca o la garganta de una persona infectada.

La enfermedad es más grave en los lactantes, malnutridos y en los adultos, comparado con los niños. Las complicaciones son: diarrea severa, infecciones del oído, neumonía, ceguera y encefalitis (inflamación del cerebro) que puede conducir a la muerte.

Según establecen los CDC, el  sarampión es una enfermedad prevenible por vacunación, pero sigue siendo persistente en diferentes regiones del mundo, incluyendo África, Asia, Europa y Oceanía. “Es por ello que pueden aparecer grandes epidemias y los viajeros que no son inmunes están en riesgo", advierte la agencia federal.

En seis países de la Unión Europea (UE), se considera endémica la transmisión del sarampión: Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Polonia y Rumanía. De hecho, desde el 2016, varios países de la UE han reportado diversos brotes de sarampión y se ha observado un aumento en el número de casos en el transcurso del año 2017.


💬Ver 0 comentarios