El trato personalizado de un agente puede enriquecer la experiencia de tu travesía. (Pixabay)

 Viajar es uno de los grandes placeres que la vida ofrece. No obstante, no todas las personas pueden tomarse el tiempo para conocer nuevos destinos, disfrutar solo, en pareja o en familia y desconectarse del ajetreo diario. Las razones pueden ser variadas, desde genuina falta de interés porque organizar un viaje requiere disposición, energía y tiempo, desconocimiento de lugares que se acomoden a sus intereses hasta carencias económicas.

Para acomodarse a estas necesidades existen los agentes de viaje. Muchos no solo están sentados en un escritorio detrás de una computadora esperando a que los clientes lleguen para contestar sus dudas, sino que se convierten en sus aliados para que su estadía se convierta en uno de sus mejores recuerdos.

¿Sabías que muchos agentes viajan continuamente a diferentes destinos y hospederías para comprobar por cuenta propia la calidad de los servicios  y de las atracciones principales? Pues entérate que pueden darte la información de primera mano. Si eres un viajero aventurero, deportista, fiestero 24/7, o quizás orientado a la meditación y a la tranquilidad existen hoteles para ti. Además, si quieres hospederías para familias o sin el bullicio de niños también hay disponibles, pero ¿para qué complicarte buscándolos cuando estos especialistas realizan el trabajo por ti? Te guían paso a paso, te aconsejan aunque la decisión al final sea tuya. Existen algunos que te monitorean continuamente como si fueran tu GPS, te dan la información de boletos, contactos, sitios para disfrutar, adónde ir y qué lugares evitar. Si viajas en grupo te acompañan y aunque no lo creas… te informan hasta la temperatura de tu destino durante los días que viajes para que tengas una idea de la ropa que puedes usar, entre otros servicios.

A continuación otros beneficios de un agente de viajes:

- Coordina el viaje, transporte, excursiones. Recuerda que no todo lo que se ve en las imágenes  es cierto, por eso realizan inspecciones personalmente.

- En casos de emergencias de salud, el pasajero tiene conexión directa con su representante. Los agentes siempre ofrecen seguros médicos, pero es opcional. Es mejor evitar riesgos. Los accidentes no avisan.

- En casos de reclamaciones, devoluciones, insatisfacciones, ahí están. No estás solo. 

- Te informan sobre las diferentes vacunas que necesitan en ciertos países.

- Te mantienen al día sobre los destinos que requieren documentación con al menos un mes de antelación y más aún en casos de menores.

- Orienta sobre diferentes vuelo, trenes o autobuses que tienes que tomar para llegar a un lugar. A veces no basta con subirse un avión.

En Puerto Rico, la práctica de ofrecer servicios como agente de viaje está altamente regulada. Es responsabilidad del Departamento de Transportación Turística de la Compañía de Turismo asegurarse de que las agencias operen bajo las leyes aplicables y servir de mediador en caso de que sea necesario. En el mes de marzo de este año la misma compañía lanzó una campaña de orientación para promover el utilizar agencias que estén en cumplimiento con la ley.

Para más información, puede visitar www.prtourism.com. Quienes no tengan acceso a internet pueden llamar a la corporación pública al 787-721-2400, extensiones 4203, 4205 y 4206.



💬Ver 0 comentarios