Ciertos juegos utilizan
Ciertos juegos utilizan "prácticas poco éticas" como personajes que lloran en caso de evitar las publicidades. (EFE)

El uso de dispositivos móviles por niños pequeños es cada día más común en la sociedad, ya sea en momentos de aprendizaje con algunas aplicaciones o simplemente para entretenerse con juegos especialmente diseñados para determinadas etapas de crecimiento.

Es por esto que un grupo de científicos decidió analizar estos vídeojuegos, especialmente las prácticas de publicidad que utilizan.

Generalmente estas aplicaciones son de descarga gratuita desde la App Store para iOS o Google Play para Android, sin embargo, con ganancias monetarias que se obtienen a través de la aparición de publicidad que puede incluir la opción de compra de otros softwares o herramientas dentro del mismo juego.

Ante esta situación, investigadores de la Universidad de Michigan, en conjunto con expertos del Hospital C.S. Mott de Niños, en Ann Arbor, Estados Unidos, decidieron estudiar la forma en que de 135 aplicaciones muestran publicidad.

Así, llegaron a una alarmante conclusión. En su análisis, que conllevó a una carta entregada a la Comisión Federal de Comercio (FTC) solicitando la investigación de esto, detallaron que ciertos juegos utilizan "prácticas poco éticas" para manipular a los niños a comprar nuevos juegos o "mini juegos" dentro del sistema principal, utilizando incluso personajes que lloran en caso de evitar las publicidades.

"Es el primer estudio que explora sistemáticamente qué tan comercializado está el mercado de aplicaciones para los niños en edad pre-escolar", explica Josh Golin, director de la Campaña por una Niñez Libre de Comercio.

"Lo que el trabajo encontró es que la publicidad es, usualmente, dañina para la experiencia de juego… Esto no es justo para los niños y termina siendo engañoso para los padres que creen estar descargando juegos que son educacionales. No es correcto manipular a niños tan pequeños que no tienen la capacidad de entender lo que está pasando", agrega Golin.

Una de las aplicaciones que destaca el informe es "Doctor Kids" que en medio de los juegos que los niños cursan para entender el funcionamiento de ciertas medicinas, aparece una ventana emergente en la pantalla, con la misma apariencia del juego, pero que resulta ser una publicidad para comprar, por $1.99 el juego completo, o por $3.99 una serie de mini juegos.

Si bien cumple, al margen, con la normativa de incluir una opción para cerrar la publicidad (con una cruz roja en la esquina superior derecha), al presionar esta alternativa, uno de los personajes aparece llorando en la pantalla, un acto que ha sido catalogado como manipulación por los investigadores.

Como "Doctor Kids", muchos otros juegos encendieron las alarmas en los científicos a cargo del trabajo, quienes alertaron a las autoridades sobre esta situación, solicitando una mayor regulación, sobre todo en casos en que el público objetivo no cuenta con todas las herramientas para hacer frente a este tipo de manipulaciones.


💬Ver 0 comentarios