Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Cada ave robótica mide 20 pulgadas de largo y puede volar a una velocidad de hasta 25 mph (YouTube/Alisalepluscom)

El uso de drones disfrazados de aves robóticas es utilizado en China para vigilar a personas en todo el país. Más de 30 agencias militares y gubernamentales han desplegado los robots en forma de pájaro en al menos cinco provincias chinas en los últimos años, señaló el diario South China Morning Post.

El nuevo programa cuyo nombre clave es "Dove", está siendo dirigido por Song Bifeng, profesor de la Universidad Politécnica de Northwestern en Xian, y ya fue honrado por el Ejército Popular de Liberación (Ejército de China) por su trabajo, según la información en el sitio web de la universidad.

El profesor asociado de la Escuela de Aeronáutica de Northwestern y miembro del equipo que gestiona los drones, Yang Wenqing, confirmó el uso de la nueva tecnología, pero asegura que es a pequeña escala.

Otro investigador involucrado en el proyecto Dove declaró al medio chino que el objetivo era desarrollar una nueva generación de drones con ingeniería de inspiración biológica que pudiera evadir la detección humana e incluso el radar.

Las aves robóticas son capaces de imitar el 90% de los movimientos de forma real. A través de unas alas flexibles, imitan el aleteo de un pájaro y pueden elevarse, descender y girar en el aire. Al ser muy silenciosas, es muy difícil que los humanos, animales e incluso algunos radares sean capaces de detectarlas.

Cada ave robótica mide 20 pulgadas de largo, puede volar a una velocidad de hasta 25 mph y su autonomía es de máximo 30 minutos, señala el Post.

Los drones aún tienen puntos a mejorar, el más preocupante es que no cuenta con sensores anticolisiones, lo que los hace propensos a estrellarse con cualquier objeto u otra ave.

Además, no serían capaces de viajar largas distancias, no mantendrían el rumbo ante fuertes vientos y tampoco pueden volar en condiciones meteorológicas adversas, como nieve o lluvia.

Aunque la tecnología todavía está en sus primeras etapas de desarrollo, abarcan una amplia gama de usos posibles, no solo para la policía y el ejército, sino también en los campos de respuesta de emergencia y socorro, protección del medio ambiente y planificación urbana, entre otros.


💬Ver 0 comentarios