Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
Una diferencia importante con respecto a las montañas rusas VR es que en los toboganes cada usuario se desliza a una velocidad diferente. (Ballast)

El parque acuático Galaxy Erding, dentro del spa alemán Therme Erding, en Alemania ha creado un parque acuático que permite a las personas colocarse un visor de Realidad Virtual (VR) a prueba de agua para disfrutar de ambas cosas a la vez.

La atracción futurista permite a los asistentes equiparse con un visor VR y elegir una aventura virtual para vivirla mientras se deslizan por uno de sus toboganes. Los asistentes pueden simular que están flotando en el cielo mientras siguen un grupo de mariposas.

El viaje acuático tiene una duración de 35 segundos, utiliza sensores en el auricular para realizar un seguimiento de dónde se encuentra el usuario y desencadenar una serie de imágenes en los visores que hagan más realista la experiencia.

Ballast, la creadora del proyecto es una startup de Silicon Valley centrada en experiencias de realidad virtual basadas en recursos acuáticos, y responsable de la instalación de la nueva atracción en el Galaxy Erding, el parque acuático de interior y exterior más grande de Europa junto con el fabricante alemán de toboganes wiegandmaelzer.

Una diferencia importante con respecto a las montañas rusas VR, que funcionan a una velocidad predecible, es que en los toboganes cada usuario se desliza a una velocidad diferente.


💬Ver 0 comentarios